El Getafe, el único equipo español que sigue vivo

Una impresionante actuación de Granero, que anotó un gol y provocó los otros dos, sirvió para enterrar al AEK, que ofreció una pobre imagen en su visita al Coliseum Alfonso Pérez y clasificar al Getafe en la ronda de octavos de final de la UEFA, torneo en el que queda como único representante español. El jugador cedido por el Madrid volvió a demostrar que tiene categoría para jugar en el equipo blanco.

El Getafe, no obstante, tardó en acercarse al área rival, pero cuando parecía que se iba a llegar al descanso con 0-0, Granero remató un centro de Contra e inauguró el marcador. El AEK estaba sentenciado y se iba a los vestuarios con medio billete de vuelta. Por eso, en la reanudación, decidió arriesgar, pero otra vez apareció Granero. Primero tiró una falta a la escuadra, él mismo recuperó el balón y provocó un penalti que Contra transformó en memoria de su padre fallecido antes del choque. Después, Braulio anotó el tercero y la historia se acabó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios