Deportes

El Gol Norte, para lo bueno y lo malo

  • Del Nido ha protagonizado varios enfrentamientos con los ultras en su mandato.

Comentarios 4

La reyerta que avergonzó y abochornó a José María del Nido en Rota no es sino el último capítulo de una larga historia de amor y odio. En un arranque de rabia, al presidente sevillista se le escapó un "son unos hijos de puta los Biris éstos" que ha escocido mucho en uno de los grupos de animación más populares y multitudinarios de España. El propio presidente sabe que no debe generalizar, porque su persecución es contra los radicales violentos. Pero sí identificó y reconoció en los protagonistas de aquella lamentable pelea a varios miembros de Biris Norte, uno de los grupos ultras más activos de España.

Los populares Biris se ubican en Gol Norte del Sánchez-Pizjuán, como es bien sabido, y para muchos sevillistas significan algo más que un grupo de hinchas pasionales. Son el grupo de animación más antiguo de España, ya que fueron fundados en 1975 bajo la denominación de Peña Biri Biri y ahora significan algo más que una simple peña, pues cuenta con miles de asociados y son muy conocidos incluso fuera de España. En 2008 se señalaron, por ejemplo, por sus muestras de apoyo hacia Santos Mirasierra, ultra del Olympique de Marsella encarcelado y condenado a tres meses y medio de prisión por una pelea en el Vicente Calderón. "Libertad para Santi" se leyó en la web del grupo y también en una pancarta en Gol Norte.

El sevillismo se divide entre el orgullo por los Biris y la repulsa hacia los radicales violentos que se esconden en la masa del grupo. No es la primera vez que ultras sevillistas se ven implicados en peleas multitudinarias, como la tristemente recordada de diciembre de 2009, cuando una reyerta masiva en Gijón se saldó con 13 heridos, entre ellos un menor, aficionado sevillista, que debió permanecer ingresado en el Hospital Central de Oviedo. La Policía conjeturó que los ultras de Sporting y Sevilla se habían citado por internet para pelearse.

El propio Del Nido sabe lo que es sufrir las revindicaciones de este grupo. En un Sevilla-Espanyol de inicios de la Liga 05-06, previo a la etapa de los títulos, tuvo que escuchar "Del Nido, ratero, dónde está el dinero". El cántico, propiciado por las ventas de Sergio Ramos y Julio Baptista y el mal inicio liguero del equipo de Juande Ramos, comenzó en el colorista Gol Norte.

Desde allí ha habido constantes ánimos hacia el equipo, pero también muchas reivindicaciones. "Limpieza total", se leyó en el Sevilla-Rayo que cerró la Liga en Nervión. Era una crítica directa a la gestión de Del Nido tras el primer año sin Europa en los últimos nueve. Cánticos como "súbeme el carné" y protestas por el uso de la bandera de España en la camisetas europeas han acompañado al dirigente en su mandato de diez años.

Pero últimamente, además, se ha instalado la moda en Gol Norte del lanzamiento de objetos. Lo que empezó como una simpática protesta con pelotas de tenis por el horario del Sevilla-Levante, retrasado media hora por culpa del Barça-Madrid, se convirtió en un acto vandálico en el derbi: se lanzaron al terreno de juego decenas de bengalas y el Sevilla se enfrenta a una nueva posible multa y una amenaza de cierre. En 200.000 euros cifra el club las multas que deberán enfrentar las arcas de Nervión este año por la reincidencia en el lanzamiento bengalas. Otra razón para decir basta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios