Goleada a medio gas en Sanlúcar

  • El Betis supera con éxito un primer amistoso en el que se le notó la falta de ritmo

El Betis 2008-09 se estrenó con una cómoda victoria ante un Sanluqueño con el que hace un año por estas fechas cayó en pretemporada. No tuvo mucha historia la cita porque ni siquiera pudo verse a ninguno de los nuevos fichajes, aunque sí dejó patente el estilo de juego que Chaparro quiere para su equipo: mucho toque en el centro del centro del campo y balones a los espacios para los hombres de banda.

El triunfo verdiblanco fue presenciado in situ por Mehmet Aurelio, que conoció poco antes del choque a sus nuevos compañeros y al cuerpo técnico en los vestuarios de El Palmar, aunque no por Emana, que se desplazó a Sevilla para, junto a directivos del Toulouse, cerrar los últimos flecos de su contrato.

Ante un motivado Sanluqueño, el conjunto heliopolitano supo manejar el choque desde el centro del campo, pese a algunas imprecisiones en defensa durante los primeros minutos propias de estas alturas de preparación. El cuadro local enseguida se echó atrás, le regaló todo el campo al Betis y buscó no encajar una gran goleada ante la superioridad visitante. Arzu y Rivera, desde la medular, se echaron el equipo a sus espalas y, con continuos pases cruzados, buscaron la velocidad de los hombres de arriba como principal arma. Xisco, que empezó el envite por la derecha, abrió el marcador en el minuto 21 al superar con la puntera al meta Jero tras una pared con Diego Segura. Poco después, José Mari mandó al palo un pase de la muerte de Babic, muy activo en la primera parte, aunque poco acertado.

El Betis dominaba y al filo del descanso llegó el segundo. Esta vez el punta de La Oliva cruzó bien desde la frontal un centro atrás de Xisco que Diego Segura dejó pasar para que el delantero hiciera el segundo. Al encuentro le faltaba ritmo, pero los heliopolitanos, a medio gas, no tenían si quiera que pisar el acelerador ante un rival que no disparó a puerta en el primer tiempo.

En la segunda parte, más de lo mismo. El Betis cambió por competo el equipo a excepción de Casto. Vuelta a empezar, porque cuando el anterior once comenzaba a cogerle el ritmo al encuentro entraron nuevos hombres de refresco. Sin embargo, en el primer minuto de la reanudación, Edu hizo el tercero al cabecear un medido centro de Juande desde la derecha.

Ahí murió el choque. Con el 3-0 los verdiblancos parecieron darse por satisfechos en el primer test, mientras que al Sanluqueño, pese a intentarlo un poco más, el corazón no le era suficiente para tan si quiera ver puerta, pese a que al final dieron un susto. Pavone, Capi y Edu fallaron sendos mano a mano que bien pudieron ampliar la diferencia de un choque en el que se quedaron sin jugar los lesionados René, Fernando Vega y Álex Ortiz

En líneas generales, el Betis gustó. Tiene una idea clara de lo que quiere hacer sobre el campo, pero le falta aún trabajo para pulir su fútbol. Tiempo tiene por delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios