La 'Green Army' busca un milagro

  • Irlanda apura sus opciones ante una Italia cargada de suplentes

La selección italiana, una de las más sólidas de la Eurocopa hasta el momento, buscará completar su pleno de victorias ante Irlanda, que necesita ganar para seguir adelante en el campeonato continental después de sumar sólo un punto de los seis que ha disputado en la fase de grupos.

Antonio Conte ha conseguido crear un bloque duro y rocoso que ya ha pasado por encima de Suecia y la siempre favorita Bélgica. Muchos esperaban un equipo muy competitivo, como siempre es Italia, pero tal vez no tan fuerte como en estos inicios.

Gracias a sus victorias y a que ya tiene el primer puesto del Grupo E asegurado, el seleccionador italiano se podrá permitir el lujo de dar descanso a muchos de sus jugadores y brindar la oportunidad de disfrutar de minutos a muchos otros.

Sin embargo, el técnico de la azurra tiene hambre de victorias. Quiere llegar a octavos de final con sus hombres en plena forma y mentalmente al cien por cien, para lo que siempre viene bien ganar. Y, si participa todo el grupo en las victorias, mejor.

Por eso, hará cambios desde la portería hasta la delantera, comenzando por Buffon y acabando por Eder. El capitán de Italia participó ayer con normalidad en el último entrenamiento antes de viajar a Lille, a pesar de haber sufrido un cuadro de fiebre el pasado domingo.

No se entrenó el lunes y el martes hizo trabajo de gimnasio. En principio, no será titular frente a Irlanda, por lo que Conte puede dar una oportunidad al guardameta del PSG, Salvatore Sirigu. Por otra parte, sigue con su proceso de recuperación Antonio Candreva, con una lesión en el adductor de la pierna derecha, con la intención de recuperarlo para el partido de octavos, el 27 de junio en Saint-Denis.

Por lo tanto, nombres como los de Ogbonna, Bernardeschi, Thiago Motta, Sturaro, El Shaarawy, Zaza o Immobile podrían ser titulares y dar descanso a Marco Parolo, De Rossi, Darmian, Pelle y Eder.

Ésta es la esperanza de Irlanda, el no enfrentarse a un equipo con todos sus jugadores titulares y tener más fácil la victoria que le permita seguir soñando con los octavos de final.

Los hombres de Martin O'Neill sólo tienen un punto después de empatar 1-1 con Suecia y de caer con claridad 3-0 frente a Bélgica. Sin embargo, pese a ese pobre comienzo en el torneo, con una victoria sumaría cuatro puntos con los que el combinado irlandés aún tendría opciones de seguir adelante.

Irlanda nunca ha pasado de la fase de grupos en una Eurocopa y quedan muy lejos aquellos cuartos de final del Mundial de Italia 90 y los octavos del de Estados Unidos 1994. Ésas son las principales referencias históricas de un grupo que quiere hacer historia en esta competición.

El técnico irlandés sólo contará con una baja, la del jugador del Stoke City Jon Walters, que tiene problemas en un tendón de Aquiles y no podrá disputar el duelo a vida o muerte de su selección. El resto de jugadores están disponibles para el seleccionador británico, que alineará un once sin muchos cambios.

Italia se desplazó ayer a Lille y reconoció el terreno de juego del Pierre Mauroy, en el que no pudieron ejercitarse los de Conte ni los de Irlanda para preservar el césped, que será reemplazado después del partido por el mal estado en el que se encuentra tras las duras condiciones meteorológicas de los últimos días.

Italia: Sirigu; Ogbonna, Barzagli, Chiellini; Bernardeschi, Florenzi, Thiago Motta, Sturaro, El Shaarawy; Zaza e Immobile.

Irlanda: Randolph; Coleman, O'Shea, Clark, Brady; McCarthy, Hendrick, Whelan; Hoolahan; Walters y Long.

Árbitro: Ovidiu Hateçan (rumano). Estadio: Stade Pierre-Mauroy, en Lille (21:00).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios