Guardiola, de nuevo criticado en Alemania

La suplencia de Thomas Müller en la derrota de Bayern ante el Atlético ha generado un enorme debate en Alemania, colocando de nuevo a Pep Guardiola en el ojo de la crítica. Müller le puso al mal tiempo buena cara. "Uno no está contento", admitió sobre su muy discutido papel de sustituto en la derrota del miércoles. "Pero en un momento así no hay lugar para la decepción si se quiere ganar como equipo. Debemos tener a raya nuestras emociones", dijo el goleador alemán, quien, al igual que Ribery, fue relegado al banquillo durante gran parte del partido.

Guardiola irritó a muchos con la alineación propuesta en Madrid. El más drástico fue el ex técnico bávaro Ottmar Hitzfeld, quien comentó el partido para una televisión alemana. "Para mí es una sorpresa inmensa. Müller es para el Bayern lo que Messi para el Barcelona. Son insustituibles en partidos importantes. Pero Guardiola es un técnico valeroso", aseguró.

Valeroso sí, afortunado no. Guardiola quiso ampliar el campo hacia ante un rival que presiona y defiende con profundidad. Puso a un zurdo, Douglas Costa, en la izquierda y a un diestro, Kingsley Coman, en la derecha. Además quiso agregar a un medio. De esa forma no había lugar ni para Ribery ni para Müller, que salieron muy entrado el segundo tiempo.

Louis van Gaal, el "descubridor" de Thomas Müller, pronunció una vez una frase para el recuerdo: "Müller juega siempre". Eso ya valía cuando el jugador tenía 20 años y era considerado un gran talento. Pero a los 26 el campeón del mundo es un futbolista consagrado y un líder en el terreno de juego.

Guardiola puso en su lugar a Coman, de 19 años, pese a que Müller también puede jugar de extremo, el puesto que ocupa precisamente con Joachim Löw en la selección.

La comparación de Müller con Messi suena exagerada, pero la función de Müller en el equipo actual del Bayern es similar. Lleva marcados ocho goles en once partidos en esta temporada de Champions y fue él quien salvó al Bayern de quedar eliminado en los octavos de final ante la Juventus con un gol de cabeza en la prórroga.

Guardiola prescindió de Müller hasta el minuto 74 de la derrota (1-0) en la ida de las semifinales de 2014 contra el Real Madrid y en las semis de 2015 contra el Barcelona lo reemplazó cuando su equipo perdía por 1-0. El partido acabó con 3-0 para los azulgrana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios