Guillén marca el futuro

  • El presidente brinda en la Feria por un Betis europeo, a la vez que lanza el mensaje sobre la renovación de Mel. "El entrenador sabe que no habrá problemas para entendernos", dice.

Comentarios 1

La Feria 2013 se ha presentado tranquila en Heliópolis. Con la permanencia asegurada desde hace semanas, el mensaje lanzado por el presidente, Miguel Guillén, en el almuerzo oficial del club en la Peña Bética Rafael Gordillo, se dirigió tanto a apretar en el sprint final para colocar el broche de oro con una clasificación europea como al futuro de Pepe Mel, gran artífice de los éxitos de las últimas temporadas.

"Afortunadamente, un año más, los béticos pueden disfrutar de la Feria de Abril. Es una alegría. La afición en el derbi ayudó a que el equipo se recuperase después de empezar con mal pie el partido. Seguimos peleando y ojalá sigamos haciendo felices a todos los béticos. En la situación en la que estamos, es para estar contentos y disfrutarlo. Ojalá la próxima Feria la celebremos en Europa y no me importa brindar por Europa", manifestó el máximo dirigente bético antes de chocar su copa con la del entrenador, Pepe Mel, siempre a su lado durante la comparecencia ante los medios.

Precisamente, sobre el futuro del técnico también se refirió Guillén, que volvió a dejar claro que el club cuenta con Mel para su proyecto de futuro. "Cuando llegue el momento, estaré encantado de ofrecerle todo lo que le pueda el Real Betis. No quepa duda que así lo vamos a hacer. Puede ser el primer entrenador del fútbol nacional que esté mucho tiempo en un mismo equipo. Está haciendo una magnífica labor. Ojalá sigamos mucho tiempo con él. El entrenador sabe de sobra que cuando llegue el momento no habrá problema para entendernos", señaló el presidente, que se encontró con una rápida respuesta por parte del entrenador. "De aquí le saco diez años de contrato", espetó entre risas Mel, recogiendo el guante tras escuchar el discurso de Guillén.

La buena sintonía entre las partes se ha magnificado con los excelentes resultados de la temporada y, a pesar de que a Mel aún le queda un año de contrato, la intención de las partes es ampliar esa vinculación antes de marcharse de vacaciones. Tanto el club como el entrenador tienen la idea de un contrato de largo duración, como el que se firmó tras el ascenso, aunque con unas cantidades acordes al valor actual de Mel en el mercado.

El presidente también repasó otros asuntos de la actualidad. Desde la resaca del derbi a los gestos de Igiebor pasando por el duelo ante el Madrid, Guillén respondió a las cuestiones. "Me parece que en el Betis desde hace tiempo estamos colaborando para erradicar los gestos racistas y xenófobos en el Benito Villamarín. En cierto modo, entiendo su enfado. No es la manera de reaccionar, y menos en un gol tan importante, pero nos gustaría erradicar el racismo en nuestro estadio", dijo Guillén, que desvinculó el gol a la multa que se le colocó al nigeriano por su retraso: "No se ha planteado ni lo hemos hablado. Una cosa no quita la otra".

"Del derbi me quedo con la capacidad de reacción del equipo, con el comportamiento de la afición, que fue quien dio alas a los jugadores. Es difícil remontar un 0-3 en cualquier partido, en un derbi más", señaló el presidente, antes de apuntar al duelo ante el Madrid: "Podemos dar la campanada y ya les ganamos en casa. Queremos seguir sumando para ir a Europa, aunque sabemos que ellos quieren ganar siempre. Ojalá descanse Cristiano, pero si lo hace entrará otro que también lo hará bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios