Recreativo | sevilla · MARCAJE AL HOMBRE

Haciéndose al parqué de casa

  • Palop se fue con una victoria y vuelve con otra, también de un valor incalculable para el futuro europeo del equipo de Jiménez · El héroe de Glasgow y de Donetsk alternó alguna pifia con golpes de autoridad

Comentarios 0

Bueno, pues ya está aquí. Andrés Palop resolvió el enigma y como si el banquillo no fuera con él recibió el alta y se metió en el papel de guardameta titular del Sevilla precisamente en el día en el que su equipo iba a ganar su segundo partido fuera de casa. Es verdad que el valenciano llevaba bastante tiempo haciendo portería, pero en los entrenamientos. Nada que ver con un partido de competición después de dos meses apartado por un dedo roto en las postrimerías de una victoria ante el Murcia en el Sánchez-Pizjuán.

Porque Palop se fue con un triunfo y volvió con otro. No es que De Sanctis lo hubiera hecho mal durante su ausencia, más bien lo contrario. El italiano -todo elegancia- cumplió y, como además el héroe de Glasgow, de Donetsk y de tantas y tantas batallas no estaba fino en esta temporada, es normal que todo se hiciera con ciertas reservas. Jiménez cruzaba los dedos mientras ejecutaba su decisión, pero al final la moneda salió cara. Palop no extrañó el que es su hábitat natural, el área, el Sevilla ganó y muchos de los rivales que buscan Europa pincharon. ¿Qué más se puede pedir en estos casos?

Palop tiene estudiado cada rincón del área. Se mueve sobre él como en el parquet del salón de su casa y lo de ayer puede asemejarse con la vuelta de unas vacaciones y reencontrarse de pronto recorriendo distancias que ya tiene aprendidas el subsconciente, pero que hay que refrescar. Del sofá a la tele, de la lámpara al teléfono, al mando a distancia... El valenciano, desde luego, no anda redondo en confianza todavía, pero el tiempo tendrá algo que decir. Alternó alguna pifia con acciones de las que suben la autoestima, pero en líneas generales, Palop pasó una tarde tranquila. Eso sí, algo desapacible en lo meteorológico hasta el punto de estar cerca de colarse en lo deportivo. El viento le jugó alguna mala pasada, sobre todo en la primera mitad, pero la situación parecía estar controlada casi siempre.

El fantasma de las salidas persigue de vez en cuando al portero del Sevilla, llámese Palop, De Sanctis o el mismísimo Eizaguirre si jugara en estos días. Se fue el valenciano con su dedo machacado y ya por entonces las jugadas a balón parado eran un calvario a la hora de defenderlas. Córners y faltas laterales han estado siempre presentes en las pesadillas de Jiménez. "En ocasiones veo córners...", debe pensar. Muchísimos puntos se les han ido a los blancos así coincidiendo en demasiados casos el agravante de llegar en el último minuto. En Huelva se repitió la misma historia y Palop no se salvó del remate a gol en un fallo de marca, pero la diferencia estaba en que Luis Fabiano había permitido que su equipo no jugara al límite del marcador. El brasileño está, Palop ha vuelto, Kanoute viene por la esquina... Regresan los pesos pesados de este equipo, aunque aún falte puede que el más inportante ahora mismo de todos, el capitán Javi Navarro. Todo llegará.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios