Higuaín pide paso con goles

  • El delantero se reivindica en la fase decisiva de la temporada

Cuando a Gonzalo Higuaín le anunciaron que vería desde el banquillo el encuentro ante el Galatasaray pensaría que había perdido la partida con su gran competidor, Karim Benzema, titular ante los turcos y en muchos de los duelos trascendentales del curso.

Pero el delantero argentino, lejos de venirse abajo, parece haber ganado puntos para que José Mourinho cambie de opinión y mire con otros ojos al internacional albiceleste que, en los minutos que disfrutó en Europa y ante el Levante, ha mostrado sus credenciales ante el gol.

Contra el Galatasaray sustituyó a Benzema, que había marcado el segundo de los tres goles del Real Madrid, y aprovechó los 26 minutos en los que estuvo sobre el césped para cerrar el marcador con un cabezazo directo a la red. Su asistente, Xabi Alonso, se volvería a convertir en su socio días después contra el Levante.

El centrocampista donostiarra volvió a sacarse de la chistera un pase que Higuaín convirtió en un gol de museo. Su tanto en semichilena, por la escuadra, en un plástico escorzo, fue escandaloso. No sólo significó el empate de un choque que comenzó perdiendo el Real Madrid. Fue una reivindicación en toda regla ante Mourinho y Benzema, que ayer completó un encuentro espeso, algo casi habitual últimamente en el francés.

En el resto del partido, no dejó de buscar la pelota, no se escondió, abrió huecos en la defensa levantinista y fue un incordio por la zona de ataque hasta que obtuvo su segundo premio con una asistencia a Cristiano en el 3-1 blanco. Fue el colofón a una tarde perfecta para Higuaín, que anda muy fino.

"Desde que me operé trato de jugar como siempre y por suerte ahora están saliendo la cosas bien, estoy en un buen momento pero hay que seguir trabajando", dijo en las entrañas del Bernabéu al finalizar el partido.

Ahora, Mourinho tiene la última palabra. El sábado utilizó a los dos delanteros en el once, algo no muy habitual esta temporada. Higuaín, al contrario que Benzema, no va a menos. Va a más, como ha demostrado en sus últimas actuaciones. En uno de sus cursos más flojos, lleva 13 goles en 32 encuentros por los 16 en 37 de Benzema.

Queda poco para que acabe el año, pero el argentino no se rinde y quiere recuperar la titularidad en los momentos cumbre. La perdió con el Galatasaray, pero Higuaín pide paso a Mourinho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios