getafe |- sevilla · informe técnico

Hizo lo justo para parecer digno

  • El acoplamiento de los canteranos, el apunte positivo.

Se trataba de pasar de puntillas y salir de Getafe sin el mínimo efecto colateral con vistas a lo que se anuncia en Turín. Hubiera sucedido lo mismo si la Real Sociedad le hubiera arrebatado la quinta plaza con una victoria en Bilbao. Pero los sevillistas saltaron a la hierba sabedores de que, con el empate en el derbi vasco en San Mamés, seguían siendo quintos. Así que más motivos aún, por si no había suficientes, para lo que hicieron los de rojo: lo justo para parecer dignos en la derrota, que ayer era tan inevitable como que se pusiera el sol por el horizonte.

Defensa

Emery repartió minutos entre los centrales que tratarán de frenar a Lima, Rodrigo o Gaitán en la final europea. Apenas 54 minutos para Fazio y 38 para Pareja, su sustituto. Convenía que soltaran piernas, que saltaran y marcaran. Y más, ante un enemigo que iba a jugar con todo el nervio que le inyectaba su situación. Junto a Fazio se ubicó, una vez más como central, Fernando Navarro. ¿Querrá ello decir que Alberto Moreno será el lateral izquierdo en Turín? Posiblemente. Y el catalán se sincronizó perfectamente con Fazio. De nada sirvieron los movimientos de arrastre de Marica, el único punta, para abrir espacios a las incorporaciones de esa línea de tres mediapuntas que sin duda es lo mejor que esgrimía el Getafe, con Sarabia, Lafita y Gavilán. Ayudó a cerrar esos pasillos el trabajo de Cotán junto a Iborra.

Por fuera, el equipo azulón apareció más tras el descanso. Sarabia le buscó las vueltas a otro de los pipiolos que rescató Emery para componer un once, Moi. Con todo, el Sevilla apenas padecía. Pero sus progresivos pasos atrás ante la creciente agresividad del rival abrieron la puerta a los disparos desde el borde del área. En uno de ellos falló Javi Varas.

Ataque

Carlos Fernández empezó leyendo bien el juego de espaldas, ganando balones y conectando con Trochowski, muy bullidor y efectivo en la distribución. Y Jairo y Marin le pusieron cierto empeño. Todo se fue desinflando con el ímpetu del Getafe. El Sevilla no quiso pelea. Entró Reyes, lo probó y fue cazado por Diego Castro.

Virtudes

Pareció digno...

Talón de Aquiles

...pero le debió poner más empeño cuando encajó el gol.

Uno por uno

Javi Varas No es la primera vez que no detecta un tiro como el del gol: bien pegado, duro, pero centrado. Fue su único error, eso sí.

Figueiras Se animó poco a hacer lo que mejor se le da, arrancar, conducir y asociarse.

Fazio Sobrevoló por encima de todos, soltó piernas y a la ducha. Lo previsto.

Fernando Navarro Ha terminado como un aseado central.

Moi No acusó el salto. Disciplinado y atento.

Iborra Anclado y barriendo con eficacia.

Cotán Trabajó y se ofreció para dar salida a las jugadas.

Jairo Empezó bullidor pero se fue yendo del partido.

Trochowski Muy activo en la primera parte, distribuyendo con sentido.

Marko Marin Chispazos hasta el descanso.

Carlos Movilidad, astucia y capacidad técnica, acudiendo a muchas zonas del campo y desahogando de espaldas. Como sus compañeros, se fue del partido mucho antes del pitido final.

Pareja Un entrenamiento de calidad que le vendrá muy bien para el partido del miércoles, que será una historia muy, muy distinta a la de ayer.

Reyes Arrancó una vez por dentro y cruzó líneas. A la segunda ocasión, Diego Castro le cazó el tobillo. Y se acabó lo que se daba.


Mode Cumplió en la banda derecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios