Iker Casillas, una estrella diferente en el firmamento del fútbol

  • El portero del Real Madrid y capitán de la selección ha presentado su biografía 'La humildad del campeón'. Florentino Pérez se deshace en elogios hacia él: "es el mejor portero del mundo y de la historia del Madrid".

Comentarios 2

El arquero español Iker Casillas ha presentado su biografía La humildad del campeón en un acto en el que  pudo comprobarse el gran tirón mediático de una estrella diferente a  las que lucen en el firmamento del fútbol. 

El acontecimiento reunió a personalidades como Florentino Pérez,  presidente del Real Madrid, o Alfredo Di Stéfano, presidente del  honor del cub blanco.  Pero a Casillas casi le importó más tener cerca a sus padres.  También a compañeros como Álvaro Arbeloa, Esteban Granero o Adán,  criados como él en las categorías inferiores del club, antes que  superestrellas como Cristiano Ronaldo, Kaká o Mesut Özil, ausentes  hoy. 

El Real Madrid había presentado antes libros dedicados a leyendas  como Di Stéfano, Zinedine Zidane o Raúl, pero el palco del estadio  Santiago Bernabéu nunca había ofrecido un aspecto como el del hoy,  completamente abarrotado de periodistas y personalidades del fútbol.  Luego, Casillas pronunció un discurso que comenzó afirmando su extrañeza por tener una biografía a los 30 años. "Es excesiva", dijo. 

"No entendía muy bien por qué escribir un libro sobre mí.  Entiendo que son obras que deben recorrer la trayectoria de un  jugador cuando finaliza, y a mí me queda cuerda para rato. Además,  mis méritos por las paradas aparecen en los medios de comunicación,  pero es excesivo verlos escritos en una obra tan impresionante",  explicó.  En la parte final de su alocución no pudo evitar emocionarse al  recordar a sus padres y tuvo que pararse para evitar derramar una  lágrima. "Ya me conocéis", se disculpó. 

"Estoy muy contento por el esfuerzo realizado. Quiero dar las  gracias a mi familia. Sin ellos les puedo asegurar que hoy no estaría  aquí. Gracias por acompañarme en este día muy especial que recordaré  siempre", concluyó.  Casillas sigue acumulando récords -acaba de convertirse en el  jugador con más partidos jugados en la selección española- y su  carisma permanece intacto. 

Y a pesar de que el arquero español casi pasa por ser una  antiestrella, o quizás por eso mismo. No se tiñe el pelo de  colores, no lleva pendientes, no exhibe joyas, no muestra tatuajes...  Muy a su pesar, lo más cerca que se sitúa del mundo extradeportivo  es por su noviazgo con la presentadora de televisión Sara Carbonero,  quizá el asunto público que más disgustos le ha dado y que tuvo su  culmen tras la final del Mundial de Sudáfrica en 2010 con un beso en  la boca ente ambos retransmitido en directo para todo el país. 

"Es el mejor portero del mundo, el mejor portero de la historia  del Real Madrid", proclamó Florentino Pérez en su discurso, tan  solemne como le gusta al mandatario blanco. Casillas ni se inmutó. 

Su madre se llama Mari Carmen Fernández y asegura que se trata de  un deportista diferente: "Iker es tal como muestra a todos. Que  mantenga cosas que siempre ha tenido depende en gran parte de él.  Siempre le aconsejé que no perdiese su humildad, pero es él quien  debe cuidar no perderla".  Mientras, el brillo de Casillas no se apaga y da la impresión de  que todavía tiene por delante muchos años de carrera, tanto en la  selección como en el Real Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios