Incómodo test para el ataque alemán

  • La sorpresiva Irlanda del Norte se cuela en el camino de una campeona del mundo inquieta por su falta de gol

Alemania, gran favorita al título al inicio del torneo, intentará despejar dudas frente a Irlanda del Norte, el equipo revelación de un Grupo C en el que Polonia también pugna por el liderato y donde la única certeza es que Ucrania está matemáticamente eliminada.

A falta de la última jornada, la clasificación sitúa a Alemania líder provisional (4 puntos) empatada con Polonia, seguidas de Irlanda del Norte (3) y Ucrania (0). Un simple empate ante los humildes norirlandeses le bastaría para certificar el pase, pero una derrota combinada con una victoria o empate de Polonia ante Ucrania dejaría a Alemania fuera.

Tan abierta está la clasificación que la propia Irlanda del Norte opta a la primera plaza y los de Joachim Löw incluso tendrán que mirar de reojo al duelo entre Polonia y Ucrania en caso de sumar uno o tres puntos. Tras el empate a cero entre Alemania y Polonia, la diferencia de goles será la que decida la cabeza del grupo en caso de igualdad de puntos. Alemania, no obstante, parte con ventaja en ese epígrafe (+2 de los germanos frente a +1 de los polacos). También es posible que quien acabe tercero logre el pase, pues sólo 8 de las 24 equipos quedarán descartados en la liguilla y pasarán los primeros y segundos de cada grupo y los 4 mejores terceros.

Ante un grupo tan abierto, lo único seguro es que el orden lo pondrán los goles, de forma que las miradas estarán puestas en la delantera alemana, menos incisiva de lo que se podía esperar de los jugadores que hace dos años le hicieron un 7-1 a Brasil en las semifinales de su Mundial. Thomas Müller, ineficaz en los dos primeros partidos con su selección, ha reconocido que los engranajes del ataque no terminan de funcionar, a pesar de contar con estiletes como el propio Müller, Drexler, Götze, Gomez o Schweinsteiger.

Frente a una Alemania poderosa en horas bajas se dará cita en Saint-Denis la desconocida Irlanda del Norte, una selección que nunca se había clasificado para una Eurocopa, aunque sí había disputado el Mundial de España 1982 y el de Suecia 1958, donde llegó hasta los cuartos de final.

Sólo un puñado de sus futbolistas juega en ligas de primer nivel, como McNair (Manchester United), Davis (Southampton) o Dallas (Leeds), todos en la Premier inglesa. Si en el primer partido ante Polonia los de Michael O'Neill arrojaron al campo un fútbol tosco y romo, el técnico introdujo cinco cambios contra Ucrania que se demostraron eficaces (0-2). Su estrella, el delantero del Norwich Kyle Lafferty que firmó casi el 40% de los goles en la fase de clasificación, no ha marcado en Francia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios