Influencia directa en la planificación

  • Caer en la Copa el 11 de enero significaría un sustancial recorte en el capítulo de refuerzos.

Comentarios 4

En la Junta de Accionistas de hace dos viernes, José María Cruz dejó claro que el Sevilla tiene que enjugar 15 millones de euros en un presupuesto que se quedó sin los ingresos de la Liga Europa. Y uno de las fuentes de ingresos posibles es una larga trayectoria en la Copa del Rey. Por ello, el cruce con el Valencia puede influir en la planificación. Si el 11 de enero se produce la eliminación del equipo de Marcelino de manos del de Emery será imposible que llegue más de un refuerzo. Por eso, el actual compás de espera con los frentes abiertos por Reyes y Giovani puede ampliarse aún más.

Ayer mismo, el padre de Giovani se refirió a los últimos contactos que ha tenido el abogado de su hijo y él mismo con los dirigentes del Tottenham. Zizinho, tras viajar a Londres, pidió calma: "Acabamos de llegar, ya estoy en España, pero vamos a esperar, no hay nada definitivo y no puedo decir más", explicó a la web El Desmarque.

En similar situación está Reyes, cuya voluntad es la de quedarse en Sevilla, donde permanecerá en Navidad, una vez que termine el periodo de vacaciones. Pero el Atlético de Madrid también tiene que decir la última palabra y en ella tendrá mucho que ver la opinión de su nuevo entrenador, ya confirmado, Diego Pablo Simeone. En teoría, el camino de regreso del utrerano a Nervión está trazado, pero hay que definirlo. Todo lo demás está en el aire, incluso la posible salida de Cáceres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios