Fútbol · Fase de Ascenso a Segunda B

Isuardi arregla el desaguisado (2-1)

  • Un gol del mediapunta, de penalti y en el minuto 84, mete en la eliminatoria a un pésimo Betis B.

El tanto de Isuardi dio vida al Betis B. Una infantil pena máxima de Bustillo echó por tierra el trabajo del UCAM Murcia en un encuentro en el que los verdiblancos fueron inferiores, pero tuvieron la suerte final de cara. Un gol que vale una vida y que permite al filial verdiblanco soñar en el partido de vuelta.

Más centrado, con el sitio definido y una actitud con el balón elogiosa. Premisas más que suficientes del cuadro de Óscar Cano para tratar de adivinar el camino ante Javi Muñoz, un cancerbero a merced de la intensidad defensiva y del desaguisado ofensivo hispalense. A los verdiblancos les bastó con morder la salida de balón del cuadro universitario para hacerse con el dominio del choque, eso sí, no reflejado en el marcador. Disparos lejanos, desde fuera, y mucho balón en el piso, buscando ganar velocidad, que no espacios, en los pocos metros cuadrados que la zaga local dejó libres.

Tanto tardó en creer a nivel ofensivo que el partido se le equivocó al Betis B con el paso de los minutos. Tras un cuarto de hora brillante, el equipo bético se fue desvaneciendo bajo el dictado local de Manolo, ejecutor del ritmo en la salida y multiplicado en el centro del campo. Suyo fue el primer remate de peligro local, de cabeza, que detuvo Montoya sin apuros. 

Se veía mejor a los de casa, ya sin el látigo en la presión verdiblanca. Así llegó el gol. Manolo abrió el campo a la izquierda para que Fran Minaya pusiera el balón en bandeja a la cabeza del goleador Carrasco, cumplidor como el que más. Así, en desventaja, el Betis B intentó llegar al área rival, pero lo hacía poco, y con poco peligro. Se bastaban los centrales locales para apaciguar cualquier atisbo de peligro que procedía, siempre, de la banda derecha bética aprovechando la debilidad del local Mauri. Hasta el descanso fue el filial bético mejor, pero sin llegadas claras de gol ante la portería de Javi Muñoz.

En la reanudación, el UCAM salió a sentenciar sin descuidarse atrás. Y marcó a los diez minutos tras un córner lanzado por Manolo. Montoya erró en la salida dejando el balón en bandeja a Carrasco que, sin oposición, envió el balón a la red. Dos minutos después, Caro pudo reducir el marcador, pero su remate se fue alto cuando estaba solo ante Javi Muñoz. 

Estaba cómodo el partido para los murcianos. Les bastaba con mantener y salir a la contra, funciones que les sostuvieron el resto de los minutos. Además el peligro era local. Así llegó la oportunidad de Barrancos, de disparo cruzado en el 74. Un par de minutos después el propio Barrancos lanzó a la madera un lanzamiento de falta escorado a la izquierda.

Pero la suerte no le falló a seis del final. Un infantil penalti de Bustillo transformado por Isuardi metió en el partido y en la eliminatoria a un filial perdido hasta entonces. La fortuna se alió con un Betis B que intentará remontar la eliminatoria y ascender dentro de siete días y con el calor de sus aficionados. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios