Italia, con resaca pero sin ningún tipo de miedo

  • Las primera derrota de Antonio Conte al frente de la 'Azzurra' ha rebajado la euforia, pero no la confianza.

Italia inició ayer la preparación del duelo del lunes ante España por los octavos de final de la Eurocopa con la resaca de la derrota ante Irlanda pero sin miedo, por mucho que su próximo rival sea el actual campeón del torneo.

"¿Por qué deberíamos tener miedo? Los chicos dan todo lo que tienen y trabajan bien. Tenemos que seguir trabajando", señaló el seleccionador italiano, Antonio Conte, en Lille después de que la Azzurra cayera con Irlanda.

No se jugaba nada Italia salvo el honor, pues ya estaba clasificada como primera de grupo, pero una derrota nunca es bienvenida en un torneo tan corto como la Eurocopa. Y menos justo antes de medirse a España. El resultado rebajó en cierta medida las expectativas de una Italia que se dio un baño de elogios en las dos primeras jornadas.

"Una Azzurra pálida. En octavos necesitamos algo diferente", señaló La Gazzetta dello Sport con la mirada puesta ya en el partido del lunes en el Stade de France.

La primera derrota de Conte como seleccionador no llegó en el mejor momento. "No es suficiente jugar bien en uno o dos partidos. Para ganar, hay que estar siempre al cien por ciento", dijo el jefe de la defensa italiana, Leonardo Bonucci, con altas dosis de autocrítica.

El duelo ante Irlanda hizo que el optimismo en Italia se rebajara varios puntos. "Primer K.O. para Conte. Diez futbolistas apercibidos. Y ahora España", señaló Il Corriere dello Sport. Y es que una decena de futbolistas italianos se perderían el hipotético duelo de cuartos si ven otra amarilla.

Conte introdujo ocho cambios en el once titular ante Irlanda y la selección italiana bajó mucho el nivel respecto al equipo A. El seleccionador, no obstante, vio cosas positivas. "Recibí buenas respuestas. Los que jugaron el partido lo dieron todo. Un empate habría sido más justo", indicó el técnico.

"Es una derrota que duele pero que nos puede servir para el próximo partido", apuntó por su parte Mattia de Sciglio. Su compañero Lorenzo Insigne prometió: "Contra España somos optimistas".

La esperanza de los azzurri pasa por volver a mostrar el nivel del duelo ante Bélgica. Italia también partía como víctima, pero a base de buena defensa y contragolpes consiguió un 2-0 ante una de las selecciones más potentes del mundo según las estadísticas.

"Ahora jugamos posiblemente ante el equipo más fuerte del mundo. Eso lo sabemos todos, pero hay un terreno de juego en el que se disputan los partidos. Ahí es donde vamos a ver qué ocurre", indicó Conte sobre el duelo con España.

"La primera meta era alcanzar los octavos de final. Ahora jugamos ante los favoritos. Tenemos que recordar de dónde venimos. Unos octavos de final ante España tienen que entusiasmarnos, como el partido ante Bélgica, que también era favorita sobre el papel".

A pesar de su condición de outsider ante España, Italia confía en poder dar el golpe fieles a su estilo: juntos atrás y rápidas contras. "¿Por qué miedo? Al final es un partido ante un gran equipo en un gran estadio. Ellos son los favoritos por todo lo que consiguieron en los últimos diez años. Vamos a intentar poner todas nuestras fuerzas para llevar el partido a la situación que nos conviene", indicó el jugador del París Saint-Germain Thiago Motta. "No creo que ellos tengan miedo, pero nosotros tampoco lo tenemos. Tenemos respeto, pero los partidos se juegan en el césped".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios