Jaime Fernández y Blazic explotan como líderes

  • Con el Andorra aterrizan en Sevilla dos jugadores que están protagonizando un enorme salto cualitativo

El jugador del Andorra Jaime Ferández realiza una penetración a un aro rival. El jugador del Andorra Jaime Ferández realiza una penetración a un aro rival.

El jugador del Andorra Jaime Ferández realiza una penetración a un aro rival. / Fernando Galindo / efe

Con la llegada del Andorra arriban dos de los jugadores más importantes de la ACB. Jaka Blazic y Jaime Fernández, alero y base, son el alma del equipo andorrano, piezas fundamentales para Joan Peñarroya a la hora de practicar ese baloncesto frenético de penetraciones, de uno contra uno, de transformar el ataque estático en dañinas razias cuando se activa el resorte. Gran parte del secreto de este Andorra con posibilidades ciertas de estar entre los ochos mejores al final de la temporada radica en estos dos jugadores.

Jaime Fernández dejó atrás al fin esa crisis de identidad que llegó a atenazarlo en su última etapa en el Estudiantes, en su casa. El base madrileño ha sido como ese veinteañero que abandona el hogar materno y descubre en un día de tedios que sabe hacerse una tortilla. El arte culinario de Fernández, militando ya en el equipo del Principado, se ha revelado suculento y sustancioso. De promediar ocho puntos de anotación y valoración ha pasado a liderar al Andorra con 14 en ambas estadísticas.

Definido al fin como base tras no hallarse como escolta en su última etapa colegial, Fernández juega más, anota más, lo hace con más acierto, reparte más asistencias, roba más balones y, en definitiva, es mejor jugador. Y participar en las dos ventanas FIBA con la selección ha incrementado aún más su confianza.

De la escalada del madrileño hablan las cifras. Se trata del jugador nacional más valorado de la ACB. Su momento de forma es además descomunal. En las cinco victorias seguidas de su equipo, Fernández está promediando la friolera de 17,8 puntos, incluido un 54% de acierto en triples. Úriz, Franch y Booker van a tener un buen trabajo hoy: porque el otro base es un tal Albicy...

Con Blazic sucede un tanto de lo mismo. Junto a Fernández, el exterior esloveno es uno de los jugadores de la Liga Endesa que mayor salto ha emprendido de una temporada a otra. Como el madrileño, Blazic ha encontrado en Andorra la condición estelar que en Baskonia casi llegó a perder.

Siendo una pieza valiosa de un largo vestuario en Vitoria, su rol era más defensivo que atacante, aunque ciertos detalles adivinaban un potencial que ahora se ha desbocado. Esta temporada, Blazic ha registrado siete veces 20 puntos. Y es el séptimo máximo encestador de la competición (14,6 tantos de media). Pieza importante en el oro europeo de Eslovenia, el cambio de ritmo y el arrojo penetrador del alero son culpables de numerosos terremotos en las zonas rivales. No es de extrañar que sea el segundo jugador que más tiros libres lanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios