Deportes

Jesús Navas, aún más legendario

  • El palaciego es el único sevillista que ha logrado dos títulos con la selección, que suma a los seis que ganó en Nervión

Comentarios 2

Legendario, histórico, de época, único, inalcanzable... Todos los calificativos se quedan algo cortos a la hora de ponderar la trayectoria como futbolista de Jesús Navas, quien, a sus 26 años no sólo continúa acumulando y batiendo registros con la camiseta del Sevilla, sino que está escribiendo la historia de una selección memorable. Con el nuevo éxito de la brillante Eurocopa conquistada, el palaciego ya puede presumir de ser el único jugador en la historia del club que ha ganado dos títulos de selecciones, al sumar el torneo conquistado ante Italia al que logró en 2010 en la final del Mundial frente a Holanda. Incluso pudo haber sumado la Eurocopa de 2008, aunque por entonces aún no se había decidido a debutar con la selección por los ya olvidadísimos problemas de ansiedad que tuvo en su primera juventud.

Aun sin tener el protagonismo que acaparó en la final del Mundial, cuando inició la jugada que acabó en el gol de Iniesta en la prórroga, y sin siquiera jugar la final del domingo, Jesús Navas suma otro registro histórico a los muchos que acumula: es el primer sevillista que marca un gol en una fase final de un torneo, el que sirvió para la victoria ante Croacia en la fase de grupos. Y, además, tras disputar la semifinal ante Portugal, igualó a Francisco como el sevillista con más partidos internacionales, con 20. Se habría convertido en el primer internacional del Sevilla si Vicente del Bosque le hubiese dado algún minuto en la final. Pero aún tiene mucho recorrido por delante para batir ese récord, otro reto que afronta un futbolista que aún está creciendo.

Asimismo, Negredo se convirtió en el cuarto jugador en la historia del club en ganar un título internacional de selecciones. Anteriormente lo habían conseguido el defensa Paco Gallego, la Eurocopa de 1964 (aunque apenas tenía 20 años y no jugó ni un minuto), Palop en la de 2008 (no sólo no jugó, sino que jamás pudo defender la portería de España) y el propio Jesús Navas, que sí fue protagonista en el mayor éxito de la selección, el Mundial de 2010.

Las casualidades han querido que, una vez más, se cumpla la tradición que dice que la presencia de algún futbolista del Sevilla es garantía de éxito para España, porque siempre que acude alguno a un torneo el equipo nacional llega a la final como mínimo. Francisco estuvo presente en la Eurocopa de 1984, en la que la España de Miguel Muñoz cayó en la final de París ante Francia por 2-0, en un partido en el que el exquisito medio centro de Osuna fue titular.

Pero todo eso ha sido superado por Jesús Navas, cuyo protagonismo sigue creciendo en la selección y en su equipo. El palaciego acumula nada menos que ocho títulos entre ambos, un registro del que no puede presumir ningún jugador que no pertenezca al Barcelona y al Real Madrid. El extremo sevillista es actualmente el futbolista más antiguo de la plantilla y fue clave en las dos Copas de la UEFA, la Supercopa de Europa y de España y las dos Copas del Rey que adornan las vitrinas de Nervión, con especial protagonismo en la última de éstas, gracias al gol que rubricó el triunfo ante el Atlético. Además, ya está entre los diez sevillistas que más partidos han jugado en Primera y es, con 56, el que más partidos europeos ha jugado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios