Jiménez alerta de la motivación extra de los rivales ante el Sevilla

  • El técnico baraja para la visita a Montjuic ubicar a Adriano como sustituto del sancionado Alves y resta importancia al enojo de Kanoute tras ser cambiado contra el Barcelona.

Comentarios 4

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, ha recordado la motivación con que siempre se enfrentan a su equipo los conjuntos rivales por lo que, advirtió, la visita liguera del sábado al Espanyol "no será nada fácil".

Y es que, tras el decepcionante empate (1-1) de la semana pasada contra el Barcelona, Jiménez sabe que este duelo contra el otro equipo de la capital catalana será especialmente importante.

"Es la primera final. Tenemos que pensar que es la única que tenemos, pero, también qué pensará el Espanyol, tras perder con el Betis y el Recreativo. Querrá poner freno a eso y el Sevilla, además, es un equipo de los llamados a batir y ellos estarán haciendo unión para ver qué sucede en los últimos partidos. No va a ser nada fácil", sentenció.

De hecho, el de Arahal ni siquiera piensa aún en el partido de Liga de Campeones del próximo miércoles contra el Fenerbahçe. "Nos equivocaríamos si pensáramos en Estambul, con la necesidad de puntos que tenemos. La única final que debemos ver en el horizonte es la de Montjuic", insistió.

Además, Jiménez aseguró que no ha escuchado la defensa que hizo el pasado lunes de su labor el presidente, José María del Nido, que hoy visitó además el entrenamiento. "Lo mismo que no escucho lo malo no escucho lo bueno. Yo sigo trabajando, que es lo único que me importa, y parece que mis números no están tan mal, aunque para nada me relajo", explicó.

Pero parece que el técnico sevillista está cuestionado por un notable sector de la afición, aunque el ex jugador no ve las cosas así y nota que "en la calle" es "muy halagado y querido". 

"Si fuesen reales los comentarios y demás, si la gente no estuviera conmigo, estarían en contra mía, pero si hiciera caso a la gente no podría salir al campo. Yo de lo único de lo que quiero hablar es de fútbol", precisó.

El propio Del Nido confesaba días atrás que le ofrecieron fichar a Jose Mourinho a cambio de 10 millones de euros, algo que un asesor del luso ha desmentido con rotundidad. De cualquier modo, Jiménez prefiere ser diplomático en este asunto.

"Yo estoy intentando vender una casa y dicen que pido una burrada. El mercado es libre y cada uno pone precio a su trabajo. El que me conoce sabe que no me gusta meterme con nadie. Mourinho ha demostrado ser un gran entrenador y el que lo quiera, ahí está, porque a él no le han regalado nada", opinó.

Por ello, Manolo Jiménez está dedicado únicamente a intentar hacer progresar al equipo. "Cada uno es preso de sus palabras y yo soy preso de las mías. Lo que yo pienso es que cada uno intenta hacer su trabajo de la mejor manera que puede. Me gusta respetar y que se me respete, estoy en una posición en la que tengo que aceptar críticas, pero lo importante es que el equipo está conmigo, y que los siete años de sacrificio, de estar a la sombra de muchas personas, me han servido para estar donde estoy", apuntó.

De todos modos, no dudó en citar el nombre de su antecesor en el cargo. "Tengo mucha ilusión y capacidad para dar. Soy consciente de que entré en el Sevilla cuando tuve que entrar, y punto. El equipo tiene que ir pareciéndose a lo que hizo Juande Ramos y todos lo que han hecho más grande a este club", espetó.

Incidente con Kanoute

Además, Jiménez restó importancia al enojo mostrado por Kanoute al ser cambiado el pasado sábado contra el Barcelona. "Hablé con Kanoute y le ocurre lo mismo que a mí, que era sustituido muy pocas veces y cogía unos cabreos impresionantes. Ojalá cada futbolista que sea sustituido salga del campo con la sensación de que puede dar más de sí", afirmó.

Por otro lado, el preparador indicó que Crespo se está entrenando bien, pero queda la duda de a qué nivel llegará al choque con los españolistas. "Su lesión es bastante traicionera y, si no se muestra al cien por cien, tendrá difícil jugar", recalcó.

Finalmente, habló sobre la posible ubicación de Adriano en el costado diestro, como sustituto del sancionado Alves. "Adriano es diestro, aunque empezó a jugar por la izquierda tras una lesión. Es una alternativa, porque puede jugar en cualquier posición de ambas bandas. Se me asemeja mucho al rendimiento que podría haber dado el malogrado Antonio Puerta", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios