Jiménez cree que el partido ante el Getafe es "una final"

  • El técnico sevillista quiere que el equipo resurja en Liga sin "la justificación de las bajas y de los malos momentos". Escudé, Maresca, Fazio y De Mul, novedades.

Comentarios 8

El entrenador del Sevilla, Manuel Jiménez, ha afirmado que el partido ante el Getafe es "una final" para el conjunto blanquirrojo que debe "resurgir" en Liga, tras la mala primera vuelta que ha completado.

Y es que, tras perder en Bilbao, una nueva derrota en el Coliseum Alfonso Pérez confirmaría la crisis del Sevilla, que esta misma semana ha caído además en Copa. Por eso, Jiménez no duda su respuesta cuando se le pregunta por este desplazamiento.

"Es una auténtica final para nosotros. Ya no hay partidos especiales, tenemos que darnos cuenta de que todos los partidos son importantísimos y, a final de temporada, hay un objetivo que era llegar lo más lejos posible en todas las competiciones, y estar arriba en la Liga, que es la de la regularidad", recalcó.

Por lo tanto, Jiménez no se escuda en las bajas que tiene el Sevilla en estos momentos. "Tenemos que marcar que somos un equipo grande, porque eso es lo que se buscó en pretemporada, y no nos vale la justificación de las bajas y de los malos momentos", sentenció.

En este sentido, cabe destacar que Palop, finalmente, no ha entrado en lista de convocados, ya que no se quiere arriesgar una recaída, pese a que está casi recuperado de su lesión. Por contra, viaja De Sanctis, aunque el italiano sigue aquejado de unas décimas de fiebre, pero será el titular mañana bajo palos.

Por su lado, Luis Fabiano y Chevantón se han recuperado, asimismo, de sus respectivos problemas físicos y estarán en Getafe. Así, los citados por el técnico son Vargas, De Sanctis, Escudé, Daniel, Fazio, Drago, Mosquera, Adriano, Duda, Renato, Maresca, Poulsen, Capel, Jesús Navas, Chevantón, Kerzhakov, De Mul y Luis Fabiano.

Lo cierto es que el Getafe ha entrado plenamente en la lucha por la permanencia después de perder con el Betis y su técnico, Michael Laudrup, está cuestionado. Jiménez no se congratula por ello.

"No me agrada que mi equipo pudiese determinar la salida de nadie. Vamos a defender nuestros intereses y yo miro a la persona que no está bien y ni me río ni me alegro de los males de nadie. Laudrup ha sido un símbolo para el fútbol en España, es un entrenador joven, que intenta hacerse un camino como yo. Lo que quiero es el bien de mi equipo, y no el mal del Getafe", aseveró.

Por lo tanto, Jiménez insiste en su idea y rechaza aludir a un posible fin de ciclo en este Sevilla sorprendente de las dos últimas temporadas. "Tenemos que meternos arriba, entre los grandes, donde le corresponde a un equipo como el Sevilla y los que estamos aquí somos los que tenemos que hacer real el proyecto. Resurgir es lo único que nos queda, no hablo de ciclo, sino de la situación actual, en la que tenemos a 18 futbolistas, con los lesionados Javi Navarro y Boulahrouz". 

Jiménez, para intentar despejar dudas y críticas sobre el final de una etapa de éxitos, aprovechó para defender su actuación desde que se hizo cargo del banquillo blanquirrojo.

 "Llegué en una situación en la que el equipo no estaba bien ni moralmente ni en la clasificación liguera, ni tenía claro el panorama en 'Champions', y no había entrado aún en competición de Copa. Sinceramente, el equipo está dando un nivel impresionante en 'Champions', en Copa, menos con el Denia, dimos un buen nivel y caímos, pero la trayectoria de la Liga es la que hay que enmendar", espetó.

Además, con este choque ante el Getafe se cumplirá una vuelta desde la muerte de Puerta, aunque Jiménez dice que nadie ha hablado de esta triste coincidencia en el vestuario del Sevilla. "Y si lo ha hablado individualmente queda para adentro. El mejor homenaje que se le puede dar a Antonio es pelear los partidos como los peleaba él, que nadie lo puede saber más que yo, porque nadie lo ha entrenado más que yo", zanjó.

Los nuevos fichajes, "sin prisas"

Curiosamente, y a despecho de esas bajas que está sufriendo el Sevilla, Jiménez deja poco margen para la posibilidad de hacer fichajes ya que, recordó, este tipo de cosas no se pueden hacer "con prisas" dado que los futbolistas necesitan una fase de acoplamiento a su nuevo equipo

"Alves necesitó su trabajo de adaptación, al igual que Adriano, pero ese perfil lo tenemos con los canteranos como Capel, Crespo o Alfaro. Si algún futbolista viene a reforzar la plantilla debe ser un jugador contrastado, pero esos están firmados y bien atados", recordó.

Por supuesto, Jiménez aludió también a la marcha de José Luis Martí a la Real Sociedad. "Es un magnifico profesional y un gran capitán, que demandaba más minutos, pero yo no podía prometerle que iba a tener la titularidad, que era lo que él quería. Le dije que si en Bilbao o en Barcelona le tenía que poner lo pondría, no ha sido así y ha optado por irse. Le deseo lo mejor, es una cesión, después volverá y en San Sebastian va tener los minutos que demandaba, porque yo no se los garantizo a ningún futbolista".

Por último, Jiménez le envió un mensaje al ruso Kerzhakov, que podría intentar una salida ante la falta de minutos que está teniendo también en el Sevilla y que, de hecho, suena para el Tottenham de Juande Ramos. "Si tiene la cabeza puesta en que no quiere ser suplente de Luis Fabiano y Kanoute sólo le quedan dos caminos: buscar otro equipo o entrenarse para quitarle el puesto a Luis Fabiano y Kanoute", concluyó.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios