"Jiménez es el entrenador que más me ha marcado"

  • Para Abel, el especialista a balón parado del Murcia, son "un aliciente" los goles que el Sevilla recibe así

Comentarios 25

Abel Gómez Moreno es uno de los integrantes de la legión sevillista en el Real Murcia, una colonia en la que también están Antonio Notario, Paco Gallardo y Alejandro Marañón. El centrocampista sevillano es el especialista a balón parado del próximo rival del Sevilla y conoce que en esta faceta flaquea, y bien, la defensa del que fuera su entrenador durante tres años en el filial. Precisamente de Manolo Jiménez piensa que es válido y confiesa que es el técnico "del que más he aprendido".

David Prieto, Jesús Navas, Sergio Ramos, Puerta... han sido algunos de los coetáneos de Abel en el filial y por todo ello opina que el del sábado será un partido "especial". Espera tener la oportunidad de jugar y sacar provecho de su gran golpeo de balón, que le dio muchísimos puntos en Segunda B al filial sevillista que dirigía Jiménez. "Es un aliciente más que tiene el partido. La verdad es que al Sevilla le han metido más goles de la cuenta así, pero eso es algo que puedes entrenarlo mucho y no te sale, y al revés. Si estoy en el campo, yo soy el encargado de sacar los córners y las faltas y seguro que Jiménez estará atento a eso. Es el entrenador que mejor me conoce", indica el jugador murcianista, quien cree ve al de Arahal como un técnico de futuro pese a las críticas que ha recibido en Sevilla. "Desde mi punto de vista es un gran entrenador, que saca mucho rendimiento de los jugadores y que ha formado para la competición a muchos canteranos. Ha tenido partidos en los que no le han salido las cosas, pero creo que hay de darle tiempo", precisa Abel, quien no tiene problemas para reconocer que Jiménez ha sido un entrenador importante en su carrera: "Es el entrenador que más me ha marcado en el sentido de que es el que me hizo pasar del fútbol digamos juvenil al profesional. Es muy trabajador y la verdad es que me ha enseñado mucho".

Abel puntualiza que, por su pasado sevillista, está siempre pendiente de las evoluciones del cuadro de Nervión y que los resultados se comentan en el vestuario. "Desde aquí seguimos al Sevilla, está claro. Estamos unos cuantos compañeros y siempre hay alguien que hace un comentario. La verdad es que este año ha tenido muchos problemas y tiene mérito cómo está luchando pese a todo por la Champions", termina.

Abel, que antes de recalar en el Murcia pasó por el filial del Málaga en Segunda División, era un hombre clave en el equipo de Jiménez. Jugó una media de 37 partidos por temporada y anotó muchos goles, por ejemplo, seis en la 02-03 y once en la 03-04.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios