Juanfran y la Eurocopa como redención

  • El lateral intenta resarcirse con la selección de su error al lanzar el penalti que costó al Atlético de Madrid la final de la 'Champions'.

Confrontado con la amargura de quedar para la historia como el hombre que erró el penalti en la tanda decisiva de la final de la Liga de Campeones, Juanfran vive la Eurocopa de fútbol en Francia como una oportunidad de redención.  El lateral del Atlético de Madrid vivió el 28 de mayo su peor noche como profesional. Mandó al palo un lanzamiento de la tanda de  penales y con su error facilitó el triunfo final del Real Madrid. Pero, como tantas otras veces en su carrera, parece dispuesto a levantarse.

"Cada partido es una revancha, una oportunidad y tengo la suerte de que el lunes el equipo hizo un partido buenísimo y pudimos marcar  al final", dijo en una entrevista publicada hoy por el diario  Marca.  Efectivamente, Juanfran actuó como el titular indiscutible que es en la selección española, y más con la ausencia por lesión de Dani  Carvajal, y fue uno de los destacados en la victoria de su equipo por 1-0 ante la República Checa.  

A sus 31 años, está viviendo su segundo torneo de selecciones tras el desafortunado Mundial de Brasil, en el que España quedó fuera en  la primera fase tras acudir como defensora del título. Ahora mantiene  galones de titular tras cumplir seis temporadas en el Atlético.  Sin embargo, la carrera de Juanfran habla del premio que tiene el tesón para alcanzar la elite. Formado en las categorías inferiores del Real Madrid, pasó por los modestos Espanyol y Osasuna antes de firmar, en 2010, por el Atlético de Madrid. El club rojiblanco fichaba a un extremo de perfil bajo, casi dentro de la categoría de suplentes, pero su destino quiso que acabara como lateral importante. Y eso después de pelear con los  recelos de una hinchada, la atlética, que siempre desconfía de los  futbolistas con pasado madridista.  

En uno de los últimos partidos con Gregorio Manzano como entrenador del Atlético, Juanfran pasó a ocupar el lateral derecho ante la carencia de efectivos para esa posición. Fue a finales de 2011, poco antes de que Diego Simeone firmara como entrenador del Atlético tras una pésima racha del anterior técnico. Juanfran no sólo demostró interés por aprender los secretos de la nueva demarcación, sino que enseñó un compromiso con el escudo que prontocomenzó a ser muy apreciado por su hinchada.  

Todavía recuerda sus tiempos como extremo con sus llegadas a la línea de fondo para servir centros. Como aquel que posibilitó el empate 1-1 en la última final de la Liga de Campeones. Lo que pasa es  que luego llegó su error en el penal. "Soy un Juanfran mejor en todos los aspectos. De los momentos complicados, difíciles, siempre he salido, mejorando al Juanfran que había. Eso lo he aprendido a lo largo de mi carrera. Todo me hace más  fuerte", afirmó en "Marca".  

Su buen carácter lo convirtió en uno de los futbolistas más queridos de los vestuarios de Atlético y selección. Así, el defensa del Real Madrid Sergio Ramos acudió presto a consolarlo al finalizar la tanda de penales de Milán. Con dos motivos: mostrar afecto y ayudar a recuperar a un jugador que debe ser importante en el  objetivo común de conseguir el tercer título continental consecutivo para España. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios