Cajasol

Kakiouzis, de querer ser héroe a villano

  • El griego, con el que no están nada contentos, se saltó el guión al tirar dos triples no programados

Comentarios 5

Los debates en el fútbol a veces son similares en el baloncesto. Sólo hay que cambiar los nombres y los puestos. Analogías entre los centrales del Sevilla y los pívots del Cajasol se pueden encontrar algunas, con más o menos argumentos, pero desde luego las lagunas interiores cajistas, que es lo que atañe, son demoledoras. Cualquier equipo saca petróleo con sus hombres altos.

Siendo este asunto una cuestión que arrastran los hispalenses desde el inicio, hay que centrarse en aspectos puntuales. Verbigracia: el final ante el ViveMenorca.

Michalis Kakiouzis, con el que no están nada contentos y más siendo el jugador con ficha más alta en la historia del club, quiso ser el héroe, el protagonista principal en una campaña en la que no pasa de actor de reparto, y se quedó en villano simple y llanamente por saltarse el guión, por pretender cambiar la historia de los acontecimientos, lo explicado en la pizarra segundos antes por el técnico catalán.

Comas no ordenó la bola final, perdiendo por dos a falta de una posesión, se la jugara el heleno con un triple. Lo pretendido era que Bennett anotara con una entrada o generara dos tiros libres para forzar la prórroga. En caso de que el base no pudiera levantarse, buscar a un compañero en posición cómoda para empatar. Bennett sacó el balón y, a falta de ¡9 segundos! Kakiouzis lanzó un triple centrado; falló, pero el rebote lo capturó Betts y le dio de nuevo la pelota, más esquinado, con tres rivales encima, con 4 segundos para acabar y también de tres, para que el heleno lanzara un mal tiro que casi entró a tablero. Y el equipo, atónito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios