atletismo media maratón de valencia

Kamworor y Kebede se coronan

  • El keniano cumple con los pronósticos y la etíope sorprende

Geoffrey Kamworor, tras cruzar la línea de meta. Geoffrey Kamworor, tras cruzar la línea de meta.

Geoffrey Kamworor, tras cruzar la línea de meta. / Juan Carlos Cárdenas / efe

El keniano Geoffrey Kamworor hizo buenos los pronósticos y se proclamó vencedor del Trinidad Alfonso Mundial de Medio Maratón celebrado en Valencia, conquistando por tercera edición consecutiva el cetro mundial de la distancia, con un tiempo de 1.00,02.

Kamworor se impuso con una autoridad insultante en una carrera que dominó cuándo y cómo quiso, consiguiendo un nuevo título mundial, hazaña que ya se ha vuelto habitual en su palmarés, pues la festeja una vez por año desde 2014, combinado las cotas mundiales de cross y medio maratón.

El podio lo completaron Abraham Cheroben de Barhrain, que fue plata a 20 segundos, y el eritreo Aron Kifle, que cruzó la meta 31 segundos después y se colgó el bronce.

Los élite masculinos salieron a las 17:25, y después de ellos los populares. Antes de la prueba, los niños fueron los grandes protagonistas en un desfile en el que se mostraron banderas de los 84 países representados. Y es que se trata del Mundial en el que más estados hay presentes.

En categoría femenina, la etíope Netsanet Gudeta Kebede sorprendió a las grandes favoritas, que eran las kenianas, logrando el récord mundial de carrera, con un tiempo de 1.06,11.

La atleta africana consiguió su primer gran éxito en la categoría sénior después de haber quedado cuarta en el último mundial de la distancia celebrado en Cardiff en 2016.

El podio lo completaron las kenianas Jocyline Jepkosgei y Pauline Kamulu, que logran la plata y el bronce, respectivamente.

La carrera empezó muy rápida y ya desde el primer kilómetro se hizo la selección de favoritas, con las tres kenianas en cabeza de un grupo de 15 corredoras.

Cumplida la media hora, Kebede aumentó su ritmo de carrera y sólo aguantaron el tirón las dos kenianas, que con el paso de los kilómetros comenzaron a descolgarse.

La etíope, a pesar de que apareció la lluvia en el último tercio de carrera, no cesó en su imperial ritmo y con una zancada fácil marchó imparable hacia la meta, donde consiguió además la plusmarca mundial para carreras exclusivamente femeninas.

Por detrás, la gran favorita Jepkosgei pudo rehacerse y superar en el último kilómetro a su compatriota Kamulu. Trihas Gebre, la primera corredora española en entrar a meta, fue trigésimo tercera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios