Klopp vuelve con empate

  • Anfield dictará sentencia y el Shakhtar toma ventaja

El Liverpool allanó el trayecto hacia las semifinales de la Liga Europa tras el 1-1 logrado en el Signal Iduna Park ante el Borussia Dortmund.

De todas las eliminatorias, tal vez el Borussia Dortmund-Liverpool, por nombre, fuese la más atractiva de todos los cuartos de final. Los alemanes, claros favoritos para alcanzar el título, volvían a cruzarse con un equipo inglés después de deshacerse con claridad en octavos de final del Tottenham. Era, además, el regreso del técnico Jürgen Klopp a Dortmund, donde explotó como entrenador con el Borussia.

El Liverpool, que no vive un buen momento en la Premier League, noveno a ocho puntos de Europa, necesitaba mantener viva la ilusión por ganar algo en alguna competición. Por eso, se tomó el encuentro muy en serio. Pese al empujón inicial del Dortmund, la presión del Liverpool y su orden defensivo comenzó a surtir efecto a partir de la media hora de juego. Las ocasiones de Mkhitaryan y de Aubameyang no desconectaron a su rival, que por medio de Origi abrió el marcador con un buen disparo desde fuera del área.

El paso por vestuarios sentó muy bien al Dortmund, que por medio de Hummels, justo en la reanudación, marcó el empate de cabeza tras un saque de esquina. Las tablas, pese a los intentos de Coutinho, no se movieron del marcador de un partido entretenido que inició una eliminatoria que se decidirá en Anfield y que cuenta con la ligera ventaja para el Liverpool.

Pero sin duda, el mejor parado de todos los equipos en liza fue el Shakhtar, que consiguió una victoria en Braga (1-2) con la que debería estar en la siguiente ronda. Un gol del central Rakitskiy, en un saque de esquina en el 45, y otro de Ferreyra en el 75, pusieron contra las cuerdas al Sporting de Braga. Wilson Eduardo consiguió reducir a 1-2 el resultado en el minuto 89 y dio alguna esperanza a los portugueses para la vuelta, que se disputará en Ucrania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios