La LFP, un aliado para el estadio

  • El organismo daría capacidad financiera a los clubes para renovar sus gradas El Betis prevé acabar el Gol Sur el 4 de agosto de 2017

El consejo de administración del Betis continúa dando pasos adelante en el proyecto de remodelación del Benito Villamarín e incluso ahora contaría con un nuevo aliado en la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que en la reunión que mantuvo con los clubes la pasada semana anunció una dotación económica para reformar los estadios de Primera. El club verdiblanco, al margen de esta proposición, avanzó ayer en su propuesta de reforma del Gol Sur, a la que colocó el 4 de agosto del próximo año como fecha límite para su finalización.

La entidad, como ya informó este periódico en su momento, ha dividido en dos fases el proceso, y la primera comenzará a finales de este mes con la demolición del Gol Sur. "Tenemos un cronograma preliminar que esperamos ajustar más, que ha comenzado con la invitación a empresas de demolición y que acabará con su primera fase de derribo a finales de junio. Estamos pensando invitar a mediados de julio, para lo que es en sí el concurso público de construcción, a todas las empresas que quieran colaborar y cumplan determinados requisitos de solvencia financiera y técnica. A principios de septiembre comenzará la ejecución efectiva de la construcción, finalizando la primera semana de agosto de 2017", explicó ayer el director general, Federico Martínez Feria, en los medios oficiales del club, donde repasó el proyecto acompañado del consejero Tomás Solano y del arquitecto Antonio González Cordón.

El consejo, además, se ha puesto en manos de la consultora IDOM, que tendrá el control administrativo del proyecto. "Es una ingeniera altamente cualificada. Su última experiencia fue toda la ingeniería de la obra del estadio de San Mamés", explicó Solano, que añadió otros aspectos relacionados con la obra: "Tenemos que desmontar el arbolado, el videomarcador, dos torretas de iluminación que están en esa zona y que quedan en el ámbito de la nueva obra. Además, hay que crear una barrera, un elemento protector de la obra con respecto al campo. Vamos a jugar una Liga completa conviviendo con la obra, habrá una separación mediante una lona y desplazaremos el terreno de juego. Todo eso conlleva un desplazamiento de los banquillos. Hay que coordinar muy bien estas actividades, por ejemplo la escalera de subida a Voladizo hay que demolerla y reconstruirla antes del comienzo de Liga".

A la espera de concretar cómo se financiará la obra -el club ha deslizado que no afectará a la inversión en fichajes de cada temporada-, el Betis encontraría en la LFP un aliado para acometer la reforma. Y es que Javier Tebas ha puesto en marcha un plan quinquenal con el que pretende mejorar la imagen audiovisual del fútbol español y para lo que considera necesario la mejora de los estadios españoles.

En esa reunión de la pasada semana estuvo presente el presidente bético, Ángel Haro, que conoció de primera mano las intenciones de Tebas, quien ya adelantó que desde la próxima temporada habrá una cámara aérea en algunos campos -Santiago Bernabéu, Camp Nou, Vicente Calderón, El Madrigal, Mestalla, San Mamés y el Sánchez-Pizjuán-, mientras que en los del Real Madrid y el Barcelona habrá añadido un sistema de repetición en 360º, algo que se incorporará al resto de los estadios en cinco años.

De esta forma, la LFP anunció que dará capacidad financiera a los clubes para que remodelen sus estadios, permitiría un cierto endeudamiento controlado e incluso daría anticipos del contrato televisivo a aquellos clubes que ahora mismo no puedan costeárselo. Además, creará un Reglamento Audiovisual para controlar el producto final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios