Cuartos de final

Liderazgo en alza

  • En medio de unos rumores que lo sitúan en el PSG, el medio centro del Sevilla Krychowiak aporta personalidad, pases y responsabilidad.

La Eurocopa de Francia, histórica para Polonia, por primera vez en su historia en los cuartos de final del torneo, multiplica día a día el valor de Gregorz Krychowiak, medio centro del Sevilla al que se vincula con el París Saint Germain y el líder de su selección por personalidad, pases y responsabilidad.

Lo demostró en el momento más transcendental de los últimos tiempos para su selección, en su estreno en unos octavos de final de esta competición, en el penalti definitivo para la clasificación de su conjunto. Si marcaba, a cuartos de final; si fallaba, había que seguir tirando. Lo transformó para agrandar al combinado polaco.

"Sin duda, era una gran responsabilidad. No sólo para mí, sino para todos los lanzadores. Estos cinco lanzamientos decidían si pasábamos a cuartos o no. Pero hay que olvidar los nervios y tirarlos. El equipo ha hecho un gran trabajo", destacó el medio centro, protagonista de nuevo de un triunfo histórico de su equipo.

Ya lo fue en la primera jornada del torneo, el pasado 12 de junio, en la victoria por 1-0 sobre Irlanda del Norte; la primera de Polonia en una Eurocopa. Milik marcó el gol, pero el reconocimiento al mejor futbolista del duelo recayó en Krychowiak, que habla de ambición para luchar por los "objetivos más grandes".

"Espero que sea sólo el comienzo de más cosas que celebrar", añadió en los micrófonos de UEFA al término del duelo de los octavos frente a Suiza, mientras su futuro, con dos Ligas Europa y contrato con el Sevilla hasta 2019, se dirige hacia el PSG de su ex entrenador, Unai Emery.

Es una noticia insistente en los medios al tiempo que él rehuye hablar sobre el asunto. En la rueda de prensa de la víspera del encuentro contra Suiza, el centrocampista de 26 años se negó a responder sobre las supuestas negociaciones abiertas entre él, el Sevilla y el PSG para su traspaso este mismo verano.

Tampoco quiso hablar en francés, aunque haya jugado siete años en el país entre el Girondins Burdeos, el Nantes y el Reims. Desde ahí fue vendido al Sevilla en el verano de 2014 por algo más de cinco millones de euros. Ahora, según el cálculo de mercado de la web especializada transfermarkt, su valor es de 30 millones de euros.

Porque su liderazgo en Polonia, con la que ha disputado los 390 minutos de esta Eurocopa, inamovible del once por su seleccionador, Adam Nawalka, lo destacan sus compañeros y sus rivales. "Este equipo polaco es mejor. Tiene mejores jugadores, como Krychowiak, que ha demostrado su gran nivel", decía el ucraniano Stepanenko al comparar el antes y el ahora de Polonia.

Nadie tiene tanta presencia en el juego de la selección polaca como él. Ningún futbolista de su equipo ha intentado (209) y ha completado (186) tantos pases como el sevillista, con un 89 % de acierto, también por encima en ese sentido de todos sus compañeros en una Eurocopa que multiplica su valor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios