Lina Quesada dice que “habrá que echarse a temblar” ante el empuje de las alpinistas

  • La montañista sevillana cuenta los detalles de su ascensión al Everest y ya tiene nuevo destino, coronar el Baruntse, en Nepal.

La alpinista sevillana Lina Quesada, que acaba de volver del Everest después de hacer cumbre, ha señalado en la rueda de prensa sobre los detalles de su coronación del pico del Himalaya que “ha faltado el empujón” para aumentar la presencia de mujeres en el alpinismo y advirtió que “habrá que echarse a temblar” porque que la situación “está cambiando”.

Lina Quesada participará este año en una expedición formada por otras cinco mujeres andaluzas al Baruntse nepalí, de 7.200 metros de altitud.

Este equipo femenino, patrocinado por la Junta de Andalucía y formado por seis mujeres "muy fuertes" de Málaga, Almería, Jaén, Sevilla y Granada, tiene previsto ascender en 2009 al Manaslu, de 8.100 metros y también en Nepal.

Durante la ascensión al Everest, “cara y peligrosa”, Lina tuvo la oportunidad de convivir con la población nepalí y entrenarse para los metros finales conforme aumentaba el desnivel. La escalada tuvo su momento decisivo en la madrugada del 21 de mayo, cuando inició la subida a la cumbre desde el campo 4 junto al sherpa. “Fue una noche de incertidumbre y cansancio. A partir de los 7.950 metros empezamos a usar el oxígeno y al hacer cumbre, sentí mucha emoción porque no daba crédito”, explica la montañista.

De los seis días que duró la experiencia, “lo peor fue la bajada, porque ya iba mal hidratada, dormía en la nieve y en el hielo y en 40 horas no me había quitado las botas para evitar la congelación”.

En su ascensión, esta sevillana se encontró a la expedición de la antorcha olímpica de los Juegos, lo que retrasó al resto de alpinistas que esperaban para hacer cumbre. “La acumulación de gente hizo muy peligroso el escalón Hilary”, último paso para acceder a la cima, y que “impresiona por su altura”.

El presupuesto original del ascenso al Everest incluye los 10.000 dólares que hay que pagar al gobierno nepalí para hacer la expedición. La Junta ha aportado 24.000 euros (el 50 por ciento del total) y la Diputación unos 10.000 euros para cubrir los gastos del sherpa.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, tiene previsto entregar un galardón a los 73 españoles que han subido el Everest, de los que cuatro han fallecido y cinco son andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios