Luis Fabiano y Kanoute apuntan al Ono Estadi

  • Los dos delanteros trabajaron con el grupo mientras que Escudé sigue siendo duda

Comentarios 1

La vuelta a los entrenamientos no ha despejado ninguna duda y Escudé, que sigue entre algodones, es la mayor incógnita del Sevilla para afrontar el decisivo partido del domingo con el Mallorca. La lluvia impidió que Jiménez realizase una sesión normal, que apenas dio tregua durante la mañana, y la cosa no está ahora para arriesgar con todo lo que hay en juego.

La sesión de trabajo, más corta de lo normal, ofreció pocas pistas: una escasa hora sobre el césped de la ciudad deportiva para realizar algunos estiramientos y un partido. Lo mejor, que Kanoute y Luis Fabiano se ejercitaron sin problemas; lo peor, que el defensa francés sigue sin reintegrarse al grupo con normalidad por su lesión en el gemelo -de la que evoluciona favorablemente- y el choque contra los de Gregorio Manzano está a la vuelta de la esquina.

De la recuperación o no del galo dependerá la zaga que salga al Ono Estadi, aunque el buen rendimiento que ofrecieron David Prieto y Mosquera, con Fazio de pivote defensivo, da todas las garantías a los sevillistas, incluso al propio presidente. "El entrenador acertó de pleno apostando por ellos el domingo, ya que han demostrado que están a la altura de la primera plantilla del Sevilla", indicó José María del Nido durante su comparecencia de ayer ante los medios de comunicación en la Feria.

Con la baja de Adriano, Jiménez no podrá repetir la defensa que tan buenos resultados le dio con el Villarreal, y Crespo se perfila como titular en el lateral izquierdo, aunque también tiene opciones Casado. Sin embargo, el de Arahal, ya sea por precaución o interés, trabajó ayer con el defensa del filial Ismael, un jugador muy polivalente a quien el técnico del Sevilla conoce perfectamente, ya que fue él quien se lo llevó al filial nervionense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios