Luis Fabiano, con fiebre, duda para Barcelona

  • Crespo estará cuatro semanas de baja al confirmarse una rotura de fibras de segundo grado

Si el Sevilla acudió a Bilbao prácticamente sin delanteros con la única presencia de Chevantón como argumento ofensivo, Manolo Jiménez puede ver esta situación repetida con motivo del partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey en Barcelona. Y es que Luis Fabiano, con diferencia el hombre de más garantías ahora mismo en los puestos de ataque tras la marcha de Kanoute a la Copa de África, es duda por un proceso febril que le impidió entrenarse en la jornada de ayer.

Los médicos han indicado que todo dependerá de la evolución que el brasileño tenga y de cómo se entrene en el día de hoy, lo que hará al técnico arahalense decidir sobre si viaja a Barcelona o no. En el plano positivo, la sesión de ayer sirvió para comprobar que Kerzhakov está recuperado del esguince de tobillo que le impidió estar en San Mamés.

Pero la peor noticia del día llegó con las pruebas a las que se sometió José Ángel Crespo en la clínica Fremap, ya que el lateral de Lora del Río deberá estar al menos cuatro semanas de baja al confirmarse que sufre una rotura de fibras de segundo grado en el bíceps femoral de la pierna izquierda. El canterano está pasando un calvario con las lesiones en su primera temporada en el equipo profesional, ya que a la fractura que sufrió en el pómulo por el codazo que le dio Diarra ante el Madrid se le sumó prácticamente el día de su reaparición en Valladolid un fuerte esguince de tobillo que volvió a dejarlo fuera de la competición más de un mes. El sábado apenas aguantó un tiempo en San Mamés, donde tuvo que ser sustituido al lesionarse por despejar un balón muy forzado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios