Fútbol provincial

Luto en el fútbol

  • Francisco Javier Herrezuelo Arroyo 'Guti' muere durante el partido entre la Olímpica Valverdeña y el Arcos · La ambulancia tardó 20 minutos en llegar, teniendo que forzar una de las puertas del recinto

Comentarios 8

El fútbol onubense se vistió ayer de luto, como consecuencia de la muerte del jugador de la Olímpica Valverdeña Francisco Javier Herrezuelo Arroyo, conocido futbolísticamente como 'Guti'. El defensor valverdeño sufrió un desmayo durante el partido que disputaba su equipo con el Arcos, correspondiente a la duodécima jornada de la Primera Andaluza. Tras un primer intento de reanimación cardiopulmonar (RCP) sobre el propio terreno de juego, se le trasladó al hospital Juan Ramón Jiménez de la capital onubense, en cuyo trayecto, según informó Emergencias 112, se produjo el fallecimiento.

Según informaron estas mismas fuentes, nada más suceder el trágico percance, un médico de la localidad, Juan Bernardo, que presenciaba el choque procedió rápidamente a atender al futbolista sobre el mismo césped, sacándole en primer lugar la lengua y acontinuación inició los masajes cardíacos hasta que llegó la ambulancia. Todo ello se produjo en el minuto 72 del encuentro, poco después del tercer tanto logrado por los visitantes. El partido dio comienzo a las 16.15 horas y a las 17.50 se produjo la llamada de aviso al 112, que fue quien se puso en contacto con el 061. La ambulancia, según testigos presenciales tardó 20 minutos en llegar aproximadamente. Una vez en el recinto deportivo se encontró el problema de no poder acceder por la puerta abierta, ya que su altura lo impedía. Como consecuencia fue necesario forzar otra puerta, al no aparecer la llave, cuyas dimensiones sí permitían su entrada al terreno de juego.

El futbolista, de 23 años, que actuaba en la demarcación de lateral zurdo, se desplomó cuando se disputaba el segundo tiempo, sin que el balón estuviera en juego, ya que se atendía a otro jugador en una zona distinta del campo. En el momento del desfallecimiento, según relataron sus propios compañeros, se encontraba alejado del esférico, salía del área a poco ritmo. Llegando al centro del campo hizo un gesto de desmayo y comenzó a hacer flexiones con las piernas para recuperarse, hasta que se derrumbó de espaldas totalmente fulminado.

A partir de ese instante se sucedieron los tristes acontecimientos. Fue atendido sobre el césped y luego trasladado a Huelva, falleciendo por el camino. Su entierro podría ser hoy mismo por la tarde, aunque todo dependerá de la autopsia que se llevará a cabo a lo largo de esta mañana. Al cierre de esta edición sus familiares, amigos y compañeros, aún esperaban la llegada del cuerpo del jugador a un tanatorio de la capital.

Nada más conocerse la noticia, el fútbol en pleno se volcó con la familia y con la Olímpica Valverdeña. El dolor se adueño de la localidad así como de muchos jugadores de otros equipos, técnicos y dirigentes que quisieron acompañar al fallecido y compartir el dolor de sus más cercanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios