El Madrid, en estado de alerta

  • La confirmación de la rotura muscular sufrida por Pepe, los problemas de Cristiano Ronaldo y Di María desatan el temor a las recaídas

A dos semanas para la final de la Liga de Campeones, las alarmas empezaron a sonar con fuerza en el Real Madrid, ante un aluvión de lesionados que incluye a futbolistas decisivos como Pepe, Di María, Varane y el mismísimo Cristiano Ronaldo.

El conjunto blanco acumuló pésimas noticias esta semana. Tras su empate 1-1 del miércoles ante el modesto Valladolid no sólo enterró casi todas sus opciones de pelear por el título de la Liga española, sino que además puso en serio peligro sus posibilidades en la Liga de Campeones al acabar el duelo lleno de lesionados.

En aquel encuentro, Cristiano Ronaldo se retiró en los primeros minutos por "fatiga muscular", según dijo el club, y ahora los médicos le recomiendan reposo porque puede volver a recaer. No está al cien por cien desde su reaparición el crack madridista.

Peor es lo que le ocurrió Pepe. El central portugués terminó el partido con una visible cojera y las primeras exploraciones apuntaban a una pequeña sobrecarga. Pero ayer las pruebas revelaron que tiene algo más.

Así, el defensa estará unas dos semanas de baja al padecer una rotura de fibras en el gemelo de su pierna izquierda. Es decir, llegaría muy justo a la final ante el Atlético de Madrid, si es que llega finalmente a esa gran cita.

El problema para Carlo Ancelotti es muy serio, pues el tercer central del equipo, el francés Varane, arrastra problemas casi crónicos por una inflamación en la rodilla derecha que le hizo perderse el encuentro ante el Valladolid. Su estado no ofrece ninguna garantía. Si Pepe y Varane no están en condiciones, el técnico italiano se vería obligado a recurrir al inexperto Nacho, con pocos minutos esta temporada, para la final de Lisboa.

Mientras, Di María tampoco se encuentra en plenitud porque tiene un edema muscular que lo obliga a guardar reposo.

No son problemas pequeños para Ancelotti, pues la lista de lesionados incluye a jugadores que fueron vitales para él durante toda la temporada.

No sólo eso, sino que ya es segura la baja por sanción de Xabi Alonso para la final de la Liga de Campeones. Se trata de otro futbolista clave en el juego del Real Madrid y que, según se vio en diferentes tramos de la temporada, no tiene un sustituto de garantías en el equipo.

Tras la semifinal de la Champions ante el Bayern Múnich, resuelta con un espectacular 5-0 global, el conjunto blanco se cayó y sumó sendos empates, ante Valencia y Valladolid, que lo relegaron de manera casi definitiva en la pelea por el título de la Liga.

En ambos encuentros, el Real Madrid ofreció síntomas inequívocos de fatiga, tanto mental como física. El aspecto psicológico tiene fácil resolución, pues no hay nada que motive más que una final de la Liga de Campeones. Pero el estado físico es una cuestión científica que no permite soluciones imaginativas.

El complejo escenario se presenta a dos semanas de una final continental que se convirtió en urgente para el equipo blanco por dos motivos: hace 12 años que no gana su torneo favorito y con sus pérdida de opciones en la Liga es la forma de convertir una temporada discreta en una campaña excepcional. Ahora, sin embargo, la prepara contra el reloj y lleno de preocupaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios