El Madrid no se descarta aún

  • Los de Ancelotti saben que necesitan una carambola para ganar la Liga, pero todo empieza por derrotar a domicilio al Celta de Luis Enrique

El Real Madrid apurará sus escasas opciones de ganar la Liga ante un Celta con la permanencia asegurada y pendiente de quién será el sustituto de Luis Enrique en el banquillo, ante la casi segura marcha del asturiano al Barçelona.

El tropiezo del conjunto blanco el pasado miércoles en Zorilla, donde empató (1-1) ante el Valladolid, le ha quitado bastante trascendencia al duelo, ya que sólo una carambola permitiría al equipo de Carlo Ancelotti alzarse con el título.

Para continuar en la pelea, el Madrid tiene que ganar en Vigo y esperar las derrotas de Barcelona y Atlético de Madrid, que se enfrentan al Elche y al Málaga, respectivamente. Si eso ocurre, aún dependerá de otra derrota del cuadro rojiblanco en la última jornada, en la que visita al Barça.

Con la final de la Liga de campeones contra el Atlético de Madrid en el horizonte, las bajas del conjunto madrileño son numerosas. No estarán el lateral derecho Dani Carvajal, el central Raphael Varane, el centrocampista Ángel Di María ni el defensa Pepe, el más grave de los cuatro con una lesión muscular de grado uno en el sóleo de su pierna izquierda.

Quienes sí podrían tener minutos después de dos lesiones de larga duración son Álvaro Arbeloa y Sami Khedira, que tendrían una oportunidad en la segunda parte.

El preparador italiano tendrá que hacer una alineación diferente, en la que Fabio Coentrao o Marcelo podrían actuar en el lateral derecho, mientras que Nacho Fernández jugaría de central junto a Sergio Ramos.

Por su parte, Luis Enrique, que probablemente vivirá su penúltimo partido como entrenador celeste, no ha querido alimentar los rumores sobre su futuro y ha evitado todas las preguntas comprometidas en rueda de prensa.

El técnico gijonés confirmó que Sergio Álvarez será el portero titular, pero no dio más pistas sobre el once que alineará, al que podrían regresar Rafinha, que también se despide del celtismo, y Charles, después de que ambos descansaran el fin de semana pasado frente a Osasuna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios