El Madrid, testigo del debut de Esnáider

  • El equipo de Zidane, con el impulso de la Champions, ansía presionar más al Barcelona ganando en Getafe

El Getafe con el agua al cuello y con el debutante Juan Eduardo Esnáider en el banquillo, quiere frenar a un Real Madrid lanzado que buscará en el Coliseum Alfonso Pérez su séptima victoria liguera, que le permita mantener el pulso por la Liga tras recortar de trece a cuatro puntos la distancia con el líder, el Barcelona.

El Real Madrid visita lanzado a un vecino muy tocado. Pero Zinedine Zidane hizo un llamamiento para frenar la posible euforia del entorno madridista después de ver cómo su equipo remontó al Wolfsburgo en la Liga de Campeones, para acceder a semifinales, y que se puede aumentar la presión en Liga al líder, si vence y se pone a un punto antes de que juegue el Barcelona. "No me gusta nada el partido de Getafe", advierte Zidane, que hará rotaciones en su equipo titular y ha dejado fuera de la convocatoria a Sergio Ramos y Casemiro. Tampoco puede contar en defensa con Danilo, que debe cumplir un partido de sanción por acumulación.

Todo indica que tras el buen resultado frente al Eibar, Zidane repetirá con la pareja Isco-James, que han pasado de actores principales a secundarios. Sin minutos de nuevo para los dos en una cita importante, ante el Wolfsburgo, y frescos para reivindicarse en Liga.

Regresará al once también Varane en el centro de la defensa y Kroos tendrá que retrasar su posición para emular a Casemiro, convertido en pieza clave en el resurgimiento del Real Madrid. Zidane destaca el buen tono físico de su plantilla en el momento en el que se deciden los títulos y confía en que su ojito derecho, Benzema, pueda resarcirse en el campo de los disgustos que recibe por noticias extradeportivas en la semana en la que ha sido descartado para la Eurocopa.

Mientras, el Getafe recibe la visita del Real Madrid en su peor momento de la temporada después de encadenar doce partidos consecutivos sin ganar que han puesto punto y final a la breve etapa de Fran Escribá como entrenador azulón. Con dos puntos sumados de treinta y seis posibles, y situados en la penúltima plaza de la clasificación, el Getafe afronta el duelo con poco margen de error.

Esnáider es el revulsivo de Ángel Torres para este tramo final de campeonato y el hispano-argentino, que ya conoce el club tras su paso hace años como segundo de Míchel, lo primero que ha intentado es levantar la moral de la plantilla. Para la cita, tendrá que hacer frente a las bajas de su pareja de centrales, Cala y Velázquez, entre otras ausencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios