Málaga arde contra la UEFA y los árbitros

  • El club blanquiazul habla de racismo y complot tras la polémica de Dortmund Habrá una queja oficial

Acusaciones de racismo, sospechas de un complot de la UEFA, denuncias contra Michel Platini: el Málaga arde de indignación tras una eliminación de la Liga de Campeones calificada de "dolorosa" y "cruel".

Nadie fue más duro que el propietario del Málaga, el jeque Abdullah bin Nasser Al-Thani, quien tras ver caer a su equipo en los cuartos de final con un gol en fuera de juego en el último minuto, disparó en las redes sociales principalmente contra el ente rector del fútbol europeo.

"Espero que la UEFA abra una investigación. No puede afectar al espíritu del deporte. Esto no es fútbol, es racismo y ya está", afirmó tras el partido ante el Borussia Dortmund.

También fue muy directo Joaquín. "Sospechamos de Platini y de todos lo que están ahí, porque somos el Málaga y no el Madrid. Es más fácil hacer esto con nosotros", dijo ya de madrugada. Hasta el habitualmente mesurado Manuel Pellegrini alimentó la sombra de la duda. "No pudimos, o no quisieron que pasáramos", lanzó el chileno.

El Málaga se siente profundamente perjudicado por la actuación del árbitro escocés Craig Thomson en Alemania, donde el Málaga perdió 3-2. La acción que tanto indignó al club malaguista ocurrió en el tiempo de descuento con 2-2 en el marcador. El Borussia acometió una desesperada última jugada en la que se produjo un doble fuera de juego, que ninguno de los cinco árbitros detectó.

El Málaga anotó también su segundo gol tras un fuera de juego de Eliseu por unos centímetros, pero la prensa española fue ayer prácticamente unánime.

"Thomson echó al Málaga", tituló el diario As, que calificó como "cruel" y "dolorosa" la eliminación del equipo español. Mientras, Málaga Hoy afirmó que "hizo falta la pesadilla más bárbara y el árbitro más sibilino para arrebatar su medalla a unos futbolistas épicos".

Málaga y UEFA están en conflicto desde diciembre, cuando el organismo rector sancionó al club con la exclusión de la próxima competición continental para la que se clasifique dentro de los siguientes cuatro años. La causa: los impagos. La decisión está recurrida por el Málaga ante la Corte Arbitral del Deporte (CAS).

"Un equipo sancionado no podía jugar la final de Champions", argumentó Pellegrini. El director general del club, Vicente Casado, anunció ya la intención de presentar una protesta oficial ante UEFA. "Estamos indignados ante otra injusticia. Primero en los despachos y ahora en los terrenos de juego. El club va a presentar una queja oficial a UEFA por el arbitraje. Si nos exigen un nivel de organización, pedimos que el resto, como el arbitraje, esté al mismo nivel", afirmó. "Apoyo lo que dice nuestro entrenador", añadió. "No ha sido un fallo puntual, sino repetitivo. Por lo sano y bonito del deporte, esperamos que no haya nada irregular".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios