Malestar en el vestuario con Rufino

  • Las duras palabras del vicepresidente no fueron respondidas, pero el cisma sigue abierto

El vestuario verdiblanco no tiene una semana tranquila. A la mala situación deportiva se une la crisis en la que está inmersa la institución, en medio de posibles ventas de acciones y con unas opiniones contrarias entre los distintos miembros de la entidad.

Si el pasado martes el presidente, José León, pedía unidad de cara a afrontar los próximos encuentros, el pasado miércoles el vicepresidente, Rufino González, cargaba duramente contra los jugadores, a los que señaló como culpables de la mala situación deportiva. Ayer, en el vestuario verdiblanco se comentaron las palabras del vicepresidente, pero nadie quiso responder en público la dura crítica, aunque el malestar era grande.

Los jugadores no creen que sea el momento adecuado para desviar la atención de lo estrictamente deportivo, pero no entienden las palabras de Rufino y menos en público. Cuando Lopera visita a la plantilla antes de los partidos ofrece una versión distinta de la que expuso el miércoles el vicepresidente y de ahí que cogiera por sorpresa a los jugadores.

"No es el momento de entrar en polémica con nadie, sobre todo si es alguien del club. Es un momento muy delicado. Lo único que debemos hacer es estar centrados en el partido del domingo que es muy importante y hacer oídos sordos a esas declaraciones", comentó Caffa, que fue el único que dio la cara tras el entrenamiento pese a que estaba previsto la presencia de uno de los capitanes. El argentino, además, discrepó de la opinión del vicepresidente: "Yo veo a los jugadores con muchas ganas y si no salen las cosas es por otros motivos. Tenemos que estar todos unidos. Estas declaraciones son normales en mi país, aunque no me tocó vivirlo nunca. Desagradable es el momento que pasamos y no las declaraciones".

A Cúper se le ha abierto un frente inesperado días antes de una cita decisiva, aunque ahora afecte más a sus jugadores. El malestar en el vestuario era ayer grande, aunque se guardó silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios