Atletismo l Dopaje

Marion Jones, el perdón o la cárcel

  • Se inicia la vista contra la reina de Sidney 2000, que puede ser condenada a 6 meses

Comentarios 0

¿Cárcel o perdón? La ex velocista estadounidense Marion Jones se juega mucho hoy ante un tribunal de Nueva York, que podría condenar hasta a seis meses de prisión por perjurio a la otrora mujer más rápida del mundo.

Sus abogados solicitan una pena a purgar en libertad condicional. "Cayó del pedestal de heroína norteamericana a ser una vergüenza nacional", justificó la defensa la semana pasada su petición de que se le apreciaran circunstancias atenuantes.

La mofa pública de una nación que antes la idolatraba y su profunda caída son ya duras sanciones, argumentaron los abogados, que recordaron que Jones perdió sus medallas de oro olímpicas, su bienestar y su fama.

El ministerio fiscal solicitó ya en octubre hasta seis meses de cárcel, lo que reafirmó el miércoles el fiscal Michael García en Nueva York ante el juez Kenneth Karas. "Los seis meses han de ser confirmados no sólo porque son adecuados al caso, sino ante todo por ser una pena justa", dijo García.

El abogado de Jones, Henry DePippo, se opuso a una pena de cárcel y subrayó que la ex atleta tiene a su cuidado a sus dos hijos.

El 5 de octubre de 2007, Jones admitió ante un tribunal de Nueva York haber mentido ante las autoridades judiciales y contradijo las declaraciones efectuadas en un interrogatorio en noviembre de 2003. En aquella fechas, en el marco del escándalo BALCO, negó con vehemencia todo consumo de sustancias dopantes.

Hace tres meses confesó haberse dopado de septiembre de 2000 a julio de 2001. Al final de su confesión anunció con lágrimas en los ojos el fin de su carrera deportiva. La ex atleta californiana admitió además haber mentido en relación a una estafa financiera.

En 2005, Jones afirmó no saber nada de la complicidad del ex recordman mundial de los 100 metros Tim Montgomery, padre de su hijo Monty, en un caso de estafa financiera de millones de dólares.

Tanto la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) como el Comité Olímpico Internacional (COI) borraron a la estadounidense de sus listas de ganadores tras su confesión de dopaje. Jones ya devolvió las cinco medallas olímpicas ganadas en Sidney 2000, entre ellas tres de oro. Además, debe reembolsar a la IAAF las cantidades cobradas por premios y participación, que se estiman en unos 700.000 dólares.

Según informaciones de prensa, la otrora millonaria se halla en dificultades económicas. El pasado mes de junio declaró poseer sólo 2.000 dólares en efectivo.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios