Deportes

Mata, Martínez y Alba, de la gloria en la absoluta a la desilusión olímpica

  • Los jugadores habían acaparado todos los elogios desde que ganaron la Eurocopa de Ucrania y Polonia, pero han decepcionado en su participación olímpica.

Comentarios 5

La selección olímpica española que ha fracasado en Londres 2012 cuenta con tres jugadores que ganaron la reciente Eurocopa, Javi Martínez, JordiAlba y Juan Mata, y los dos últimos marcaron en la final del torneo continental absoluto, el 1 de julio en Kiev contra Italia (4-0).

Los tres jugadores, acostumbrados a los éxitos, ya que Mata y Javi Martínez fueron además campeones del mundo en Sudáfrica 2010, se han encontrado de pronto con la decepción de ser eliminados en la primera fase de Londres 2012, con dos derrotas en el inicio del torneo y sin marcar ningún gol. "Estamos decepcionados, esto nunca me había pasado, jugar un partido con 24 disparos a puerta y no haber marcado. No hemos logrado un gol en los dos partodos, es increíble. Pero esto es injusto y en este torneo si perdonas lo pagas", señaló Javi Martínez.

La decepción de Mata, que además había ganado este año la Liga de Campeones, se hizo latente en las protestas contra el árbitro venezolano Juan Ernesto Soto, al que se acercó en actitud desafiante en el tramo final del partido cuando no pitó a favor de la Rojita un presunto penalti en la derrota decisiva contra Honduras.

Antes de esta decepción olímpica, todo habían sido parabienes para los tres campeones con la absoluta.

Jordi Alba, de 23 años, había sido incluido en el equipo ideal de la Eurocopa, en la que fue la revelación del torneo como lateral izquierdo, y anotó el segunto tanto en la final contra Italia.

El centrocampista Mata, de 24, uno de los tres mayores de 23 años en el equipo, que no había jugado ningún minuto en la Eurocopa, salió en la parte final del encuentro contra Italia y marcó el tanto que cerró la cuenta. Mata, criado en la cantera del Real Madrid, había ganado este año la Liga de Campeones con el Chelsea, mientras que Jordi Alba, formado en el Barcelona, ha vuelto al club catalán previo pago de 14 millones de euros al Valencia, equipo en el que ha despuntado en los últimos años. Curiosamente, hasta no producirse la explosión deportiva del lateral zurdo con la Selección absoluta, en la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania, el seleccionador olímpico, Luis Milla, no había mostrado confianza en Jordi Alba.

Mata tenía especial ilusión en ganar el oro olímpico, lo que le habría dado un año de ensueño, con la Eurocopa, la Liga de Campeones y el título en Londres, y un palmarés inigualable, tras haberse llevado en 2010 el Mundial de Sudáfrica. "Lo de los Juegos es una motivación, no una obsesión", había señalado Mata antes de los Juegos, aunque sus protestas al árbitro del partido contra Honduras mostraban la impotencia de un sueño que tocaba a su fin.

En el caso de Javi Martínez, de 24 años como Mata, después de haber ganado el Mundial2010 y la Eurocopa-2012, un oro olímpico habría dado más relumbrón a un palmarés que le ha hecho ser codiciado por los mejores equipos del continente, en especial el Bayern de Múnich y el Barcelona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios