McLaren despierta

  • Nico Rosberg marca el mejor tiempo en los libres, seguido por Hamilton, mientras que Button acaba en tercera posición Carlos Sainz, undécimo

Nico Rosberg, ganador en Australia y líder del Mundial de Fórmula 1, fue el mejor en la jornada de ensayos libres para el Gran Premio de Bahréin, en la que sorprendió McLaren-Honda, que firmó el tercer mejor tiempo de la sesión por medio de Jenson Button.

El piloto alemán lideró ambas sesiones por delante de su compañero y rival Lewis Hamilton, que el año pasado festejó su tercer título mundial, el segundo seguido con Mercedes; por lo que la gran noticia la protagonizó el equipo de Alonso, a quien la FIA (Federación Internacional del Automóvil) desautorizó para correr en Bahréin, al no superar el jueves las pruebas médicas a las que fue sometido.

Tras un 2015 desastroso, el equipo de Woking parece despertar lentamente y ayer se inscribió tercero en la tabla de tiempos gracias a Button, campeón mundial en 2009 con Brawn, cuyo crono superó, eso sí, en algo más de un segundo el de los Mercedes.

Rosberg cubrió, en la vuelta rápida de la segunda sesión -en la que se marcaron los mejores tiempos del día, con neumático superblando- los 5.412 metros del circuito de Sakhir en un minuto, 30 segundos y una milésima, 241 menos que Hamilton. Ambos repitieron con luz artificial, en la noche bareiní, los dos primeros puestos que habían logrado de día en el primer ensayo, en el que Kimi Raikkonen (Ferrari) fue tercero, igual que ellos, con gomas blandas.

El segundo Gran Premio del Mundial, arrancó ayer sin la presencia en pista, sí desde el muro y en boxes, del doble campeón del mundo asturiano, al que sustituye en Bahréin el belga Stoffel Vandoorne, al que muchos le auguran un buen porvenir y que causó grata impresión.

Acabó undécimo, a siete décimas del tiempo de Button, artífice ayer de la primera alegría en mucho tiempo para los de Woking.

Rosberg y Mercedes dominaron, y McLaren parece despertar. Ese podría ser el resumen de una jornada en la que Carlos Sainz fue decimotercero al girar en un minuto, 33 segundos y 177 milésimas. A siete décimas del tiempo de su jovencísimo compañero holandés Max Verstappen, al que derrotó en Australia, pero que brilló de nuevo, al acabar cuarto.

Lo hizo por delante de los dos Ferrari de Kimi Raikkonen y de Sebastian Vettel, ambos asimismo a más de un segundo de Mercedes.

Vettel, que encabezó el cuatrienio dorado de Red Bull entre 2010 y 2013, fue tercero en su primer Mundial de rojo. Y comenzó en esa posición su segundo campeonato como ferrarista, al acabar detrás de las flechas de plata en Melbourne.

Ayer, Vettel tuvo que parar su monoplaza a quince minutos para el final de la segunda sesión, al parecer, por un problema en la suspensión trasera izquierda. Que no pareció encender las alarmas en Maranello.

Tanto Alonso como Sainz y su padre, el doble campeón mundial de rallys de idéntico nombre, recibieron la visita del rey Juan Carlos, que durante los últimos años se ha prodigado bastante en el Gran Premio del archipiélago arábigo. El Rey emérito departió con los tres antes del segundo ensayo, que ya se disputó de noche y con luz artificial, en idéntico horario que el de la primera de las tres carreras nocturnas del Mundial 2016, que, tras 21 Grandes Premios, se cerrará el último fin de semana de noviembre en Abu Dhabi.

Las pruebas se reanudarán hoy en el tercer y último entrenamiento libre, previo a la calificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios