EL DERBI SEVILLANO

Medel emborronó un precioso dibujo

  • Navas, Reyes y Rakitic juguetearon con el Betis, pero...

Comentarios 4

Los sevillistas tiene razón en quejarse del arbitraje. Pero las quejas posteriores al derbi se hubieran minimizado hasta casi la nada si Medel no hubiera metido la pata dos veces. Dos veces más, pues abundan las torpezas del chileno desde que llegó al Sevilla. La pérdida de balón ante Pabón, cuando tenía líneas de pase y ninguna necesidad de arriesgar, obró como un desfibrilador para un Betis muerto. Luego, cayó en la trampa ante Cañas con la colaboración del colegiado. Y esa roja, cuando el Betis ya se había puesto a un solo gol por un penalti inexistente, terminó de emborronar el precioso dibujo de Emery, con un trío por detrás de Negredo que jugueteó durante la primera parte con la contención de un desequilibradísimo Betis.

Defensa

Emery recurre a Botía por el sancionado Fernando Navarro, pero prefiere ubicar a Fazio como central por la izquierda. En la derecha, Botía se siente más seguro. Campbell empezó a desequilibrar en el uno contra uno ante Alberto Moreno, pero los derroteros del partido, léase la inferioridad bética en el centro del campo, hizo que el costarricense empezara a recibir menos balones y demasiado atrás. La vía de peligro que dejó abierta el Sevilla fue su tendencia a arriesgar al sacar la pelota desde atrás. Ahí pecó Medel. Y antes Botía con Beto.

Que el rival se ponga a un gol tras un 0-3 inyecta nerviosismo a tu zaga. Si además te quedas con uno menos... Rakitic se emparejó con Kondogbia, los extremos se anclaron por delante de los laterales. El Sevilla defendió posicionado, sin salir a la anticipación. Los centrales se crecieron por arriba y los laterales se cerraron para echar una mano en el área. Pero tanto balón colgado debía caer alguna vez en un bético. Y fue en el 89.

Ataque

Prodigioso fue el intercambio de posiciones de Jesús Navas con Rakitic, de éste con Reyes, de cualquiera de ellos con Negredo, que jugó de maravilla de espaldas. El croata, especialmente, supo colarse entre los lentos y rígidos centrales locales. Kondogbia impuso su físico en el medio, a Cañas y Beñat les costó hacer la raya. Todo fue ideal hasta que Medel quiso.

Virtudes

Primorosa primera parte en ataque: movilidad, calidad y verticalidad.

Talón de aquiles

La impericia de Medel para controlar esa sobreexcitación de la que hablaba Emery antes del derbi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios