Atlético | betis · minuto cero

Mensaje para ahuyentar fantasmas

  • Paco Chaparro no entiende el pesimismo que se ha generado en el ambiente por una sola derrota · Asegura que el Betis va a ganar al Vicente Calderón sin mirar si con ello le haría un favor al Sevilla

Comentarios 1

La derrota del pasado domingo ante el colista ha levantado cierto recelo en el entorno bético, pese a que la posición en la clasificación es mejor de la esperada. Así lo ha entendido también Paco Chaparro, que lanzó ayer en su conferencia de prensa el mismo mensaje que ha repetido durante la semana a los jugadores.

"Vamos a sufrir hasta el final, pero creo que somos demasiado pesimistas. Antes de jugar ante Osasuna todo el mundo se conformaba con cinco puntos, incluso se habló de empatar los tres partidos, y al final sumamos nueve. Creo que todos, y no sólo me refiero a los medios de difusión, deberíamos ser más sensatos, porque antes de la derrota ante el Levante habíamos conseguido más de lo esperado", aseguró el técnico verdiblanco, que incluso afirmó que el traspié ante el Levante le ha podido venir bien al vestuario: "La sensación es que las derrotas te enseñan y creo que nos ha servido. El triunfo es más placentero y provoca que el análisis no sea tan profundo y en esta ocasión hemos hablado todos y la plantilla ha reconocido sus errores".

La necesidad de los tres puntos es más imperiosa para el Atlético que para el Betis, lo que provoca que Chaparro valore la opción del empate. "Puntuar nunca es malo, sobre todo sabiendo el equipo de mediocampo hacia delante que tenemos enfrente, pero hemos preparado el partido para ganar. Otra cosa es lo que luego suceda en el terreno de juego", dijo el trianero, que sonrió cuando se le preguntó sobre el beneficio que obtendría el Sevilla ante un triunfo bético: "Mientras más gente empuje para un sitio, mejor, pero la labor fundamental la tienen que hacer los jugadores. Si están todos bien, haremos un buen partido y lo necesitaremos si queremos traernos algo positivo".

Precisamente, la actitud del Levante podría afectar al desarrollo de la Liga, si sus jugadores siguen adelante con la convocatoria de huelga. Chaparro fue contundente en este aspecto y, además de pedir una pronta solución a los problemas de cobro del equipo granota, solicitó que la Federación tomara cartas en el asunto: "Desearía que la Liga no se rompiera por ese lado, ahora que tantos equipos nos estamos jugando mucho. Un equipo que no quiere competir no puede seguir jugando y se debe adoptar una solución cuanto antes. Hasta ahora ellos habían demostrado un punto de unión con el anterior entrenador y si ahora no lo mantienen o lo hacen en malas condiciones, se adulteraría la competición".

El técnico verdiblanco también se refirió a algunos nombres propios, como José Mari, Pavone y Ricardo. "Su mujer ha tenido un niño, no se encuentra en las mejores condiciones y ha pedido quedarse aquí. También hay que comprender su situación, porque es un portero acostumbrado a ser titular y ahora necesita un tiempo para asimilar su situación. José Mari siempre se entrena a tope y si no ha venido antes ha sido por unos problemas musculares. Su comportamiento es excepcional y no ha creado ningún problema. Respecto a Pavone, fue decisión mía no ir a Apelación; quiero tenerlo ante el Villarreal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios