Mensaje apocalíptico de León

  • El presidente admite que, en caso de que el equipo no consiguiese el ascenso, el club se verá obligado a un "ajuste económico" · El dirigente, empero, confía en salir adelante aun sin ningún fichaje más

Comentarios 13

Aunque hay corrientes de pensamiento que aseguran que el presidente del Betis, José León, siempre que habla del club lo hace por boca del máximo accionista, hay casos, como el que nos incumbe, en los que es mejor pensar que su discurso, por serio y hasta por realista, es ante todo una opinión propia del nazareno y no de quien rige los designios verdiblancos desde el corazón de El Fontanal.

En una visita al Centro Cultural Cajasol con motivo de un acto benéfico en favor de los paralíticos cerebrales, José León, que acudió acompañado de los futbolistas Arzu e Iriney, avisó de la prioridad del ascenso para la entidad y, lo que es peor, de la situación que le sobrevendría en caso de no conseguirlo.

"Hay un capítulo importante de ingresos en las cuentas de la entidad, que son los ingresos por televisión, ya que con los millones que obtenemos (27 en el contrato que tiene suscrito el Betis y que hubiera entrado en vigor este curso de no descender) se pagan los sueldos de los futbolistas", afirmó el presidente bético.

"Un año podemos aguantar, pero si no se logra ascender habrá que hacer un estudio muy ajustado entre la parte económica y la deportiva y habría que tener muy en cuenta la economía", añadió.

A esa hora, cerca de las dos de la tarde, ya era pública la negativa de Tamudo a dejar el Espanyol. "Las cosas se han puesto complicadas y difíciles para buscar a un jugador que reúna unas determinadas condiciones administrativas, pero si no viene nadie saldremos adelante con lo que ya tenemos. Además, fichar no es garantía de éxito, es una ayuda más. Mirad lo que pasó el año pasado con Oliveira, que parecía la panacea y sólo ayudo a ganarle al vecino (se refiere al 1-2 en Nervión frente al Sevilla). Si no viene nadie, lucharemos con lo que tenemos, que están todos muy implicados", reiteró José León.

En todo caso, y conociendo a Lopera que es quien decide de manera unipersonal, León no se atrevió a garantizar que no llegará ningún un refuerzo. "No hay nadie descartado, pero con Tamudo es más complicado porque tendríamos que darle la baja a Odonkor, y no es fácil", comentó el empresario nazareno.

Su mensaje fue el de que todos los estamentos del club caminen al unísono. "Es el momento de apretarse el cinturón, y de apretar todos. La afición seguro que va a apoyarnos, como el día del Hércules. Ahora no es momento de hacer crítica, es momento de que haya unidad, y en junio ya se harán las críticas y los balances. Hablando de la planificación, alguien puede salir mal o bien parado y sería montar una polémica a destiempo", solicitó.

También quiso el presidente heliopolitano matizar una frase suya de comienzos de temporada, cuando dijo que el Betis sería el Real Madrid de Segunda. "Lo que quería decir es que seríamos el rival a batir, pero no porque hiciera una comparación con el Madrid. Sólo hay que ver cómo los equipos rivales siempre llenan sus estadios cuando vamos nosotros. Ocurrirá también en Cartagena y eso no lo consigue ni la Real Sociedad", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios