Messi vuelve ante Venezuela

  • El atacante liderará a su selección ante la 'vinotinto' en busca de un billete para semifinales Chile y México pelean por lograr la otra plaza

Con el aliciente que representa el regreso de Leo Messi, Argentina buscará esta madrugada el pase a semifinales de la Copa América ante la selección de Venezuela, que pretende seguir sorprendiendo al continente.

Será ésta la principal novedad que presente el once del Tata Martino. El atacante argentino apenas pudo jugar saliendo desde el banquillo en la primera ronda, lo que le bastó para anotar tres goles ante Panamá.

Con Messi entre algodones, Argentina tuvo un apabullante arranque en la Copa al ganar sus tres partidos y acumular diez goles a favor, y sólo uno en contra. El regreso de Messi podría traer por añadidura la titularidad de Agüero en detrimento de Higuaín, quien ha estado desde el arranque en los tres partidos de primera ronda aunque en todos fue sustituido.

La ventaja que tiene Agüero es que su estilo de juego de caer más por los costados se adapta mejor a Messi, quien suele buscar el área tras avanzar desde la banda derecha, algo que no suele acoplarse bien con delanteros de área al estilo de Higuaín, quien además ha sido incapaz de anotar en esta Copa pese a ser el nueve titular del equipo más goleador del certamen.

Por su parte, Venezuela llegó a la Copa América con el rótulo de víctima tras el desastroso arranque en las eliminatorias sudamericanas que le llevó a sumar apenas un punto de 18 posibles.

Ahora, con su nuevo entrenador, Rafael Dudamel, el equipo sumó dos triunfos y un empate en la primera ronda y logró eliminar a Uruguay, que en la previa aparecía como uno de los candidatos al título. Ésto deja entrever la esencia del choque: una selección argentina que llega como una aplanadora repotenciada con su principal figura y la vinotinto que llega que busca seguir sorprendiendo a propios y extraños.

En la otra eliminatoria de cuartos de final, México y Chile, dos de las favoritas para imponerse en el campeonato, tendrán que ratificar esa condición en el partido que definirá al último semifinalista del torneo.

La tricolor dirigida por el colombiano Juan Carlos Osorio sufrió y rescató un empate ante Venezuela para amarrar el liderato del grupo C y evitar a Argentina.

Por su parte, Chile, campeona de 2015, fue segunda del grupo D tras caer con Argentina sembrando algunas dudas y ganar a Bolivia y Panamá en una trayectoria que fue de menos a más.

Su objetivo de meterse en las semifinales para intentar revalidar su corona parece complicado por los quilates del rival hoy.

Chile se ha clasificado a los cuartos de final pero tiene varias cuentas pendientes, y una es el bajo rendimiento de su capitán, Bravo, quien se ha mostrado vulnerable en la portería.

El equipo de Juan Antonio Pizzi espera que contra México aparezca el Bravo de siempre, el que hace apenas un año levantó en Santiago la primera Copa América en la historia del país sudamericano.

En Chile estará ausente por la banda derecha Isla, baja por acumulación de tarjetas amarillas y en su lugar, según el entrenamiento, Pizzi se inclinaría por Puch.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios