Míchel: "Estuvimos todos muy mal"

  • El técnico no pone excusas a la derrota y señala que el equipo no mostró las señas de identidad que venía enseñando.

Se le notaba en la cara a Míchel el enfado que el partido de sus jugadores le había provocado. El técnico madrileño, que tuvo que ver el choque desde un palco de Balaídos por tener que cumplir el primero de los dos partidos con los que está sancionado, no puso ninguna excusa a la derrota y señaló que ésta se produjo por deméritos de sus futbolistas.

"La impresión que me ha dejado lo que hemos ofrecido es mala, muy mala. No podemos ofrecer este rendimiento en un partido de alto nivel", comenzaba el madrileño. Cuestionado sobre si las bajas con las que el Sevilla afrontaba el choque fueron determinantes, Míchel rehusó utilizar este argumento: "No puedo contradecirme, porque estoy hablando siempre de que cualquiera puede jugar y que cualquiera pude tener su oportunidad, así que no puedo hablar de que las bajas sean las culpables de lo que hemos ofrecido. No podemos culpar a unos u otros, porque hemos estado todos muy mal". "No teníamos más remedio que afrontar lo que nos ha venido esta semana, no podemos tener esta coartada para que el rendimiento haya sido tan diferente al que veníamos ofreciendo", añadía.

Profundizando en el partido en sí, Míchel reconoció el buen hacer del Celta de Paco Herrera, al tiempo que lamentó que los suyos, una vez más, no estuvieran nada acertados de cara a la portería rival: "El Celta es un equipo bueno y bien trabajado, que ha aprovechado las circunstancias. Desde la jugada del penalti el partido se ha decantado y las veces que hemos llegado o las hemos fallado o el portero ha estado muy bien".

Míchel no entendía por qué tanta diferencia en el juego respecto a partidos anteriores, aunque sí tenía claro cuál había sido el principal mal de los suyos: "Hemos hecho lo mismo que en las últimas seis jornadas esta semana para enfrentarnos al Celta. Si no jugamos en equipo y tenemos las señas de identidad que hemos mostrado no conseguiremos resultados. Con cero a cero parecía que el partido iba encaminado al empate, pero ha llegado la jugada del penalti y ahí se ha decantado para el Celta".

Referente a esto último, Míchel fue cuestionado sobre la actuación de Gil Manzano: "No comento nada de los árbitros", sentenció el preparador sevillista antes de abandonar la sala de prensa visiblemente enfadado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios