Mónaco pone a prueba la tiranía de Mercedes

  • El trazado urbano de Montecarlo da alguna opción a otros pilotos ante el dominio de Mercedes

El dominio de la escudería Mercedes, que ha ganado las cinco carreras de la temporada con sendos dobletes entre el británico Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg en las últimas cuatro, se pondrá a prueba este fin de semana en el Gran Premio de Mónaco.

El circuito monegasco, caracterizado por su dificultad para los adelantamientos y su alta probabilidad de incidentes, supondrá un nuevo examen para conocer si el dominio de los monoplazas puede ser evitable o si va a seguir siendo la tónica de la temporada.

Hamilton llega a Montecarlo como líder de la clasificación de pilotos con 100 puntos, tres por delante de su compañero Rosberg, al que arrebató el liderazgo en el pasado Gran Premio de España. La carrera de Montmeló, en la que varias escuderías esperaban ver una mejora de sus monoplazas, no confirmó más que la distancia de los Mercedes con el resto, lo que permite al británico, ganador en Mónaco en 2008, ser optimista. "Nunca imaginé que podría ganar cuatro grandes premios consecutivos", dijo Hamilton, que tendrá en Rosberg, último ganador en el trazado urbano monegasco, su principal rival.

Vettel, tetracampeón mundial y cuarto en Montmeló, protagonizó una de las grandes remontadas del presente Mundial al pasar de la decimoquinta posición en parrilla a la cuarta en la línea de meta. Su único triunfo en Mónaco data de 2011.

Mónaco supondrá el estreno de los neumáticos superblandos, según confirmó el fabricante italiano Pirelli, que todavía no había dispuesto esta variedad. Estas gomas, identificables por la línea roja, se utilizarán al ser el circuito con menor desgaste y tener zonas reasfaltadas para este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios