Monchi apela a la vía de la emotividad

  • En el aniversario de la muerte de su padre, afirma que tiene "la conciencia tranquila"

Que Monchi no lo está pasando bien estos días se puso de manifiesto en un mensaje que dejó en una de las redes sociales al uso, Instagram. El director deportivo del Sevilla, un habitual de la comunicación digital, ha estado guardando un silencio sepulcral durante estos últimos días desde que saltó la noticia de que había pedido al club su salida. No fue hasta la mañana de ayer cuando envió un mensaje que no está relacionado con el fútbol, sino con el aniversario de la muerte de su padre, de la que ayer se cumplieron 13 años. En el mismo, no obstante, dejó entrever cierto sentimiento de dolor.

"13 años sin ti, 13 años contigo", comenzaba su mensaje Monchi. "Tú me marcaste el camino y yo día a día lo intento seguir. Y aprendí a levantarme por más zancadillas que me pongan. Y aprendí que la mejor defensa que tiene uno, es su propia conciencia. Y esa la tengo muy tranquila", continúa el gestor técnico de San Fernando, una frase que es difícil no hilar con la situación actual que está viviendo como profesional del Sevilla.

En esa misma línea, Monchi, dirigiéndose en estilo directo a su fallecido padre, habla así: "Papá, algunos o muchos, no sé, no tienen ni la más remota idea de cómo soy por más que crean que me conocen". "Papá, tú que sí me conoces sabes que, como siempre he hecho, moriré por los de colorao porque esos y sólo esos son los míos", añade, en una frase que sí está vinculada directamente con las últimas desavenencias que ha vivido con la cúpula dirigente del club. Y en esa línea sigue su mensaje, dejando caer que han podido haber malinterpretaciones de todo lo que ha ocurrido en los últimos días sobre su deseo frustrado de dejar su cargo de director deportivo. "Y un día me dijiste también que una mentira mil veces dicha nunca será una verdad. Y que el tiempo pondrá cada uno en su sitio".

Para rematar el mensaje, termina hablando de sus dos hijos y confiesa que no pudo conciliar el sueño la noche del martes, cuando el Sevilla lo obligó a cumplir su contrato remitiéndose a la cláusula de cinco millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios