sevilla f.c.

Monchi bendice la venta de Kerzhakov

  • El director deportivo reconoce que el traspaso del ruso es "lo mejor que podía pasar" en vista de que su reactivación era "inviable" · El club ha recaudado en enero por ventas y cesiones cerca de 16 millones

Comentarios 6

El Sevilla hizo oficial lo que ya era un hecho desde el viernes pasado, la venta de Aleksander Kerzhakov al Dinamo de Moscú por siete millones de euros más una cantidad que puede oscilar según el rendimiento del delantero en su nuevo periplo en la liga rusa. Con esta operación de traspaso, el Sevilla cierra un mercado de invierno en el que ha logrado recaudar hasta 16 millones de euros aproximadamente, con lo que se asegura no descuadrar el presupuesto en el caso de que el equipo finalmente no logre meterse en la próxima edición de la Liga de Campeones. Cerca de 3 millones por Hinkel, 3,5 por Makukula, 1,5 aproximadamente de ahorro con las cesiones de Martí y Jesuli y, ahora, 7 millones asegurados con Kerzhakov que pueden convertirse en una cifra mayor.

El director deportivo de la entidad sevillista, Monchi, bendijo ayer en la radio oficial del club la venta del ex jugador del Zenit, un fichaje en el que los técnicos pusieron mucha ilusión y que precisó dos intentos, uno en verano en el que el club ruso solicitó diez millones de euros, y otro en enero pasado, en el que aceptó la segunda oferta sevillista, por menos de la mitad.

"Fue un fichaje muy trabajado, con muchos viajes a Rusia y era un jugador muy cotizado y fue una operación muy bonita, bien realizada por el Sevilla", explicó ayer el de San Fernando, que reconoce que la mejor salida para el futbolista podía ser una venta así. "Dadas las circunstancias era lo mejor que podía pasar viendo la situación que había. La reactivación del jugador era inviable porque no estaba a gusto".

De todas formas, no todo ha sido negativo en la estancia de Kerzhakov en Sevilla, pues hubo momentos en los que rindió y que parecía que podía competir por un puesto de titular, pero eso fue en la temporada pasada, en la que Luis Fabiano no era el mismo que este año y Juande, y no Jiménez, estaba en el banquillo sevillista. "Hay que diferenciar al Kerzhakov del primer año con el de éste. El año pasado tuvo un rendimiento bastante bueno, se adaptó rápido y respondió enseguida. Esta temporada, con el nivel de rendimiento que ha dado nuestra pareja de delanteros habituales, se ha encontrado con menos minutos y se ha enrocado en que quería irse por peligrar su presencia en la selección. Según tengo entendido, el propio Hiddink le hizo ver que si no contaba con minutos no iba a ser convocado. Eso le presionó e hizo que le transmitiera al club la necesidad de salir. Hemos buscado la mejor solución para las dos partes", relató Monchi.

Kerzhakov, que parecía haber tirado la toalla ante la competencia de Kone y Chevantón como aspirantes a ocupar cualquier vacante dejada por Kanoute o Luis Fabiano, también tuvo como inconveniente la inadaptación de su esposa a la ciudad. Además, Jiménez había mostrado más sensibilidad con la entrega y las ganas del uruguayo cada vez que tenía una oportunidad, sin olvidar que el costamarfileño pese a que no ha explotado es el fichaje más caro de la historia del club.

La sentencia final de Monchi es bastante ilustrativa. "Es una operación rentable y muy ventajosa en el plano económico", explicó el de San Fernando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios