Muguruza, la excepción

  • La española vence a Rogers y accede a las semifinales de París por primera vez en su carrera Derrotas de Suárez, Ferrer, Ramos, Bautista y Granollers

Garbiñe Muguruza se clasificó por primera vez en su carrera para las semifinales de Roland Garros y de paso salvó una jornada negra para el tenis español en París, pues es la única superviviente.

Muguruza avanzó a la ronda de las cuatro mejores sobre la arcilla parisina al derrotar por 7-5 y 6-3 a Shelby Rogers y mañana buscará el billete a su segunda final de Grand Slam contra Samantha Stosur, que doblegó a Tsvetana Pironkova por 6-4 y 7-6 (6).

Subcampeona de Wimbledon en 2015, la española se llevó el triunfo en una hora y 19 minutos de partido tras salvar un punto de set en la primera manga con el marcador 4-5. Con su victoria, consiguió romper finalmente la barrera de los cuartos de final en París, en la que cayó en las dos últimas ediciones.

Si en cuartos sólo se salvó Muguruza, la ronda de octavos que se completó fue fatídica para el resto de representantes españoles: David Ferrer, Carla Suárez, Roberto Bautista, Marcel Granollers y Albert Ramos cayeron eliminados en el Bois de Boulogne.

Suárez, que llegó como duodécima favorita, no tuvo su mejor día ante Yulia Putintseva. Número 60 del mundo, la kazaja se impuso por un doble 7-5 y 7-5 usando sus mejores armas, echando hacia atrás a su oponente, variando mucho las alturas de la bola, y sobre todo, usando al público.

En el cuadro masculino, Ferrer, undécimo favorito, cayó ante Tomas Berdych por 6-3, 7-5 y 6-3 y se quedó a las puertas de los cuartos de final, ronda que alcanzó en la capital parisina en todas las ediciones desde que en 2011 se despidiera también en octavos.

Por su parte, Bautista tendrá que esperar al menos un Grand Slam más para tratar de romper su techo de octavos. Esta vez fue Novak Djokovic quien lo frenó, remontando la ventaja que había logrado el español en la primera manga. Tras tres horas y 12 minutos, el número uno del mundo firmó la victoria por 3-6, 6-4, 6-1 y 7-5 tras un encuentro que tuvo que ser interrumpido el martes por culpa de la lluvia.

Ramos, una de las revelaciones del torneo, no pudo superar a Stanislas Wawrinka, defensor del título en Roland Garros y que puso punto final a su aventura en tierras galas. El número 55 del ranking ATP sucumbió por 6-2, 6-1 y 7-6 (9-7) después de dar la campanada en la ronda anterior, en la que doblegó a Milos Raonic.

Quien tampoco pudo avanzar a cuartos de final fue Marcel Granollers, que no encontró la manera de frenar a Dominic Thiem. El austriaco lleva 24 victorias en lo que va de temporada sobre tierra batida, un registro admirable que se encargó de ampliar gracias a su buen estado de forma y acabó imponiéndose por 6-2, 6-7 (2-7), 6-1 y 6-4 en dos horas y 51 minutos de partidos que, eso sí, se repartieron en dos jornadas de nuevo por culpa de la lluvia.

La primera jornada que pudo completarse sin interrupciones tras dos días en los que las precipitaciones acapararon buena parte del protagonismo se saldó con dos triunfadores más: Andy Murray y David Goffin.

El primero se deshizo (5-7, 7-6 (3), 6-0 y 6-2) del ídolo local, Richard Gasquet. El británico, que jugará por cuarta vez las semifinales de París, remontó para frenar la ambición del galo, espoleado por su grada.

Con menos apoyos doblegó Goffin a Ernests Gulbis, que remontó un duelo suspendido en la víspera por la lluvia con 3-0 a favor del letón. Finalmente, el belga se impuso por 4-6, 6-2, 6-2 y 6-3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios