El Mundial y la selección en la mente

  • Héctor Perona Mateu. Campeón de España de pádel por equipos con la selección andaluza

Jugar al pádel se ha convertido en un boom en los últimos años. Muchos, entre ellos Héctor, lo definen como un deporte "en el que no hace falta nada más que ropa deportiva, una pala y ganas de divertirse".

Héctor comenzó a practicarlo junto a su hermano Óscar, sin saber las reglas que regían el deporte, pero con la ilusión de un niño. El hecho de haber practicado tenis desde los cinco años le ayudó, aunque instantáneamente se apuntó para dar clases e ir perfeccionando su juego.

Y empezaron a verse los resultado de tanta dedicación. Héctor se ha proclamado durante los últimos cuatro años campeón de Sevilla. Además, ha sido en dos ocasiones campeón de España universitario. Sin embargo, el éxito de mayor entidad fue el de campeón de España con la selección andaluza el pasado año. Y a punto estuvo de repetir logro esta temporada, pero finalmente quedaron subcampeones en la cita de Pamplona.

Dos asuntos pendientes tiene este sevillano. Uno, su sueño de poder participar en el próximo Mundial de Calgary (Canadá); y dos, ser llamado por el seleccionador para representar a España en los torneos internacionales.

Para los que aún desconozcan este deporte, hay que aclarar que el sistema de puntuación es el mismo por el que se rige el tenis. La diferencia es que los partidos se juegan en parejas, pero los jugadores van escalando posiciones en un ranking de forma individual.

Este forma de puntuación se debe a que, aunque en un principio se establece una pareja fija, muchos jugadores cambian de compañero. En el caso de Héctor, estuvo jugando durante algunos años con una pareja que, finalmente, se rompió.

En el último torneo que jugó, el GAC (Grupo de Alta Competición) en Pamplona, formó tándem con el subcampeón del mundo, el madrileño Pitu Losada, y quedaron en segunda posición.

Los buenos resultados desde que compite a alto nivel (cuatro años) están haciendo que, poco a poco, Héctor se vaya posicionando entre los mejores jugadores del panorama nacional. De hecho, a día de hoy ocupa el decimocuarto puesto en ranking nacional, el decimoséptimo en el internacional y el segundo en el andaluz.

Resulta, al menos, curioso que sólo le separen tres puestos entre la clasificación nacional y la internacional. Esto es debido a que son pocos, aún, los jugadores no españoles que forman parte de la élite. No obstante, en la actualidad, Argentina se posiciona como favorita en todos los torneos, y es tras los jugadores del país suramericano (casi todos asentados desde hace tiempo en España) donde se encuentra la representación española.

Héctor Perona, que en la mayoría de las ocasiones participa en los torneos del ranking español, reconoce la existencia de la leyenda de que este deporte es para privilegiados, pero matiza: "En los primeros años sí se podría decir, pero ahora, tras la respuesta de la gente, cualquiera puede practicarlo. Cada vez son más las pistas públicas que se construyen en los barrios, los clubes que se crean y menos las restricciones".

Esta eclosión ha llevado a que en Sevilla ya haya 10.000 jugadores federados. Héctor tiene la respuesta a ello. "Es un deporte muy social, en el que se conoce a mucha gente y en el que se pasa un rato muy divertido", dice.

Para que esta aparición no sea flor de un día, Héctor y muchos como él trabajan duro. "Estamos organizando torneos durante todo el año, tanto por parejas como por equipos, y dando a la gente lo que quiere, jugar cuantos más partidos mejor", finaliza.

Lo que está claro es que este sevillano de 31 años se ha volcado con este deporte, que de seguir así, será de masas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios