El Murcia ya vela armas en Montecastillo

  • Lucas Alcaraz, sin Ochoa, Kabous, Baiano ni Pignol, dice que el rival de su equipo es "él mismo"

El Murcia quedó concentrado desde las ocho de la tarde de ayer en el hotel Montecastillo (Jerez de la Frontera), lugar en el que el Betis ha realizado varias pretemporadas y alguna concentración esporádica, sin ir más lejos la última a la llegada de Paco Chaparro al banquillo.

Lucas Alcaraz, que se juega el puesto -quizá no haya sido cesado ya por la prolongada estancia de Jesús Samper en Estados Unidos- llegó al enclave jerezano sin Ochoa ni Kabous, cuyas bajas eran conocidas de antemano, y sin Baiano ni Pignol, quienes tuvieron que retirarse del entrenamiento del jueves al sufrir unos problemas musculares de los que no se han recuperado.

Así las cosas, el técnico del equipo grana, confirmado esta semana para espantar rumores, desplazó a un total de 20 jugadores: Carini, Marañón, Arzo, Goitom, Regueiro, De Lucas, Abel, Jofre, David de Coz, Notario, Mejía, Pablo García, Peña, Gallardo, Iván Alonso, Richi, Cuadrado, Iñigo, Movilla y Rosinei.

Alcaraz, dijo ayer que el rival del Murcia es "él mismo" y consideró que "el toque de atención" que Jesús Samper dio a la plantilla será "un elemento más de motivación". "Se dan todos los alicientes para que el partido sea importante. Con todo el respeto para el Betis, que es un gran equipo, con un gran entrenador y grandes jugadores, nuestro rival somos nosotros mismos y tenemos que centrarnos en hacer las cosas bien", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios