Nadie abandona La Romareda satisfecho

El Zaragoza y el Valencia empataron en el duelo de equipos en crisis, lo que supone que ni uno ni otro salgan de ella y que vean ambos que su crédito deportivo se reduce cada vez más. Además, con el empate, Víctor Fernández se coloca en el disparadero después de siete jornadas sin lograr la victoria y, lo que más sangrante, cuando en seis de ellas ha sido capaz de adelantarse su equipo en el marcador para acabar o perdiendo o empatando.

El Valencia tuvo toque y juego pero notó sobremanera las ausencias de Villa y Morientes, aunque al final resucitó para marcar dos goles en siete minutos. Aparte, el encuentro tuvo notas para la polémica en la primera parte con una petición de penalti del conjunto ché por mano de Ayala y por un gol del equipo local anulado a Oliveira.

En un contragolpe, en el minuto 17, llegó el primer tanto al transformar Diego Milito un penalti cometido por Mora sobre Oliveira. Tras el tanto, el Valencia atravesó momentos de confusión que aprovechó el conjunto zaragozano para marcar el segundo.

Tras el descanso el técnico holandés del Valencia jugó la baza de Zigic. Entre tanta lucha y tanto músculo emergió de nuevo el gigante valencianista Zigic para acortar distancias en el minuto 75 con un gol de cabeza. Esto fue el preludio del empate que logró, en el 82, Silva en una excelente jugada personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios