Nueva etapa de la preparación para afinar la velocidad

  • Las cargas de trabajo para la plantilla bética serán menores la próxima semana.

Dos semanas de trabajo acumula la plantilla verdiblanca desde que comenzase la pretemporada con unas cargas de trabajo que han ido aumentado progresivamente e incluso esta semana llegaron a su punto máximo. Además, las altas temperaturas registradas en Sevilla, pese a que se ha entrenado a primera hora de la mañana y a última de la tarde, también han castigado más a los jugadores.

Para la próxima semana, que se iniciará en Sevilla y continuará desde la tarde del martes en Montecastillo, se inicia una nueva fase de la preparación, con menos cargas de trabajo aunque sí con la misma intensidad. La idea ahora pasa por afinar la puesta a punto de la velocidad de los jugadores e incluso se espera una mejor respuesta en los dos próximos amistosos previstos, el jueves ante el Athletic en Arcos de la Frontera y el sábado en Cartaya ante el Vitoria de Setúbal.

"Lo que espero es que en lo físico el equipo reaccione mejor, que esté más fresco y que se vean más las virtudes que los defectos. Estoy seguro que la próxima semana eso va a pasar. La carga de trabajo que hemos tenido es alta. Me quedo en que los futbolistas llevan mañana y tarde durante muchos días, que tienen las piernas cansadas y que por lo tanto, imagino que con esa liberación de carga de trabajo de la semana que viene, contra el Athletic demos la medida que esperamos", comentó el propio Mel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios